Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

La continuidad de la LEB Oro, aún más en entredicho

La nueva prolongación de la suspensión de jornadas hasta el 12 de abril deja al calendario sin huecos para que la temporada regular se lleve a término.

Tamayo, del Levitec Huesca, trata de sortear a Jawara.
Tamayo, del Levitec Huesca, trata de sortear a Jawara.
Roger Navarro

Era algo que se daba por hecho y que la Federación Española de Baloncesto (FEB) hizo oficial este miércoles. En consonancia con las medidas tomadas por el Gobierno en relación con la pandemia de coronavirus, la suspensión de las competiciones nacionales de baloncesto que operan bajo el paraguas federativo -todas salvo la ACB- se prolonga hasta el 12 de abril. Para la LEB Oro, liga en la que compite el Levitec Huesca, esto implica que de las diez jornadas que quedan por disputarse para concluir la temporada regular al menos seis están ahora mismo en el aire, una situación que ha llevado a que muchos de los clubes que la integran, entre los que se encuentra el oscense, aboguen por cancelar la campaña o porque al menos se defina cuanto antes el nuevo marco en el que debería finalizar.

En estos momentos, aún no se han celebrado los encuentros correspondientes a las jornadas 25, 26 y 27 (ésta última, de hecho, debería de haberse estado disputando este miércoles) y tampoco se jugarán en su fecha originalmente establecida los de las jornadas 28, 29, 30. A ello hay que sumarle que, de ponerse de nuevo en marcha la liga a partir del 12 de abril, los jugadores necesitarían un tiempo para recuperar el tono físico, por lo que no sería descabellado pensar en que el aplazamiento afectase a al menos una fecha más en un calendario cuyo punto final estaba establecido en el 8 de mayo.

Prolongar la temporada regular más allá de ese día conllevaría múltiples complicaciones para muchos clubes a nivel de presupuesto, de trámites administrativos y de patrocinios. No en vano, al igual que ya hizo el Levitec la semana pasada, en los últimos días han optado por presentar ERTE entidades como el Breogán, el Lucentum, el Coruña, el Mallorca y el Almansa, y otros como el Melilla y el Ourense lo valoran.

En el plano deportivo, de volver a poner en marcha la LEB Oro, muchos equipos podrían hacerlo mermados. Un buen número de los extranjeros, Wintering, Carter y Grabauskas, entre ellos, han regresado a sus países y su vuelta se observa complicada.

Si finalmente la FEB se acaba decantando por la cancelación, habría que solucionar cómo quedan los ascensos y descensos. A este respecto, el Levitec se encuentra tranquilo dado que en el momento de la paralización se situaba 14º, una victoria por encima de la pérdida de categoría y cinco por debajo del ‘play off’ de ascenso.

Etiquetas
Comentarios