Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Thompson ya suma en el Casademont Zaragoza

El pívot completa una notable actuación en su estreno con el equipo aragonés: 11 puntos, 8 rebotes y hasta 4 asistencias en 18 minutos de juego.

BASKET ZARAGOZA-ESTUDIANTES EN EL PABELLON PRINCIPE FELIPE / 29-02-2020 / FOTOS: FRANCISCO JIMENEZ [[[FOTOGRAFOS]]]
Jason Thompson, pívot del Casademont, ataca el aro del Estudiantes.
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

El Casademont va sumando efectivos para la recta final de la temporada. Y ahora ha añadido otro importante recurso a su plantilla, un refuerzo de lujo para su juego interior, con la contratación de Jason Thompson. El pívot ya suma. Le ha bastado un único partido, sin apenas tiempo de adaptación –sólo ha completado cuatro entrenamientos con los zaragozanos–, para exhibir su amplitud de recursos ofensivos, su descaro, su compromiso y su ambición desbordada. El americano, que fue alineado en el equipo titular, alcanzó los 15 créditos de valoración en 18 minutos, fundamentados en 11 puntos, 8 rebotes –3 de ellos ofensivos– y hasta 4 asistencias, lo que delata generosidad y sus acertadas lecturas del juego. Un notable rendimiento que, a priori, se elevará aún más en los próximos partidos, conforme vaya acumulando entrenamientos y adquiera las rutinas y los automatismos del grupo.

"Es un jugador atlético, muy físico, que impone mucho en la pintura. Nos va a aportar en numerosos aspectos", advirtió Nico Brussino, alero del Casademont Zaragoza, nada más consumarse la decimosexta victoria de los aragoneses en la Liga Endesa. "Poco a poco, se va adaptando. Es un jugador que conoce el perfectamente baloncesto, y eso hace que todo resulte más fácil. Además, nuestro tipo de juego pienso que le va muy bien", explicó, por su parte, el entrenador del Casademont Zaragoza, Porfirio Fisac, quien consideró que "el carácter y la disposición" de Thompson "están facilitando mucho" todo el proceso de adaptación a la plantilla aragonesa.

De momento, el americano ya evidenció el pasado sábado su enorme potencial, y su aportación resultó capital en el triunfo contra el Estudiantes (97-87). De hecho, hay un dato especialmente significativo: con Thompson en la pista, el Casademont presentó un diferencial positivo de 18 puntos. Ningún otro jugador tuvo una influencia tan relevante en este apartado estadístico. Sin embargo, más allá de los números, se trata de un pívot enérgico y combativo, muy intenso, que tiene una notable incidencia en los aspectos intangibles del juego.

La incorporación de Jason Thompson ha fortalecido considerablemente el línea interior de los zaragozanos, y además en una posición que se había mermado drásticamente en el duelo contra el Estudiantes: a la lesión de Javier Justiz, que se perderá el resto de la temporada por una operación en la rodilla derecha, se había unido la ausencia de última hora de Fran Vázquez, quien finalmente no actuó contra los madrileños por unas molestias musculares.

Pero Thompson no fue reclutado para desempeñar un papel segundario, sino como principal referencia en el juego interior. Después de haber sumado cuatro únicos entrenamientos, el americano necesita tiempo para asimilar los sistemas de juego, para conocer a sus compañeros y para ejecutar correctamente el ideario del entrenador. Sin embargo, ya en su primer encuentro asumió su rol con determinación, descaro y seguridad, y resultó determinante en el triunfo de los zaragozanos. "Siempre he sido un jugador productivo. Y sé que el club ha apostado por mí para tener impacto tanto en ataque como en defensa", anunció el estadounidense a su llegada a la capital aragonesa. De momento, ya responde a las expectativas generadas. Ya suma. El Casademont ya ha recuperado su fortaleza en el juego interior.  

Etiquetas
Comentarios