Despliega el menú
Baloncesto

liga endesa

El Casademont Zaragoza avanza hacia el 'play off' (97-87)

El equipo de Porfirio Fisac vuelve a la Liga Endesa con un triunfo solvente y sacrificado contra Estudiantes. Son ya 16 victorias en 22 partidos. 

El Casademont Zaragoza, muy exigido, conquistó un nuevo triunfo al abrigo de su afición y sigue avanzando decididamente hacia el ‘play off’ por el título. Agarrado a la productividad de Radovic (20 puntos), Brussino (15), Benzing (11) y el debutante Thompson (11), e impulsado por el talento de Carlos Alocén, el cuadro aragonés se impuso al Movistar Estudiantes en un duelo gobernado por los locales prácticamente de principio a fin, aunque siempre con los colegiales ofreciendo una notable resistencia a la derrota.

Después de dos varapalos consecutivos –ante el Manresa, en el torneo doméstico, y frente al Unicaja de Málaga, en la Copa del Rey–, el Casademont recuperó su esencia competitiva para sumar su decimosexta victoria en la Liga Endesa, justo antes de encarar la ronda de los octavos de final en la Champions League. Ahí se medirá con el Lietkabelis lituano –cuarto clasificado del Grupo A– en una eliminatoria que se desarrollará al mejor de tres partidos. La primera cita tendrá lugar el próximo miércoles, a las 20.00, en el pabellón Príncipe Felipe.

Antes, el Casademont Zaragoza tuvo que lidiar con un adversario combativo, siempre presto al combate. Sin embargo, el equipo aragonés acabó imponiéndose en otro ejercicio de brillantez colectiva: los de Fisac alcanzaron los 120 créditos de valoración, que demuestran la fuerza del grupo; y sumaron hasta 26 asistencias, en lo que supone un diáfano indicador de la generosidad de todos jugadores.

El Casademont arrolló en el inicio, con una defensa sólida y tenaz y, sobre todo, con un ataque muy productivo. Antes de los dos minutos de juego, los zaragozanos ya habían edificado una renta de seis puntos en el marcador (8-2), con el debutante Jason Thompson emitiendo señales muy positivas en cada una de sus intervenciones. Por entonces, el pívot americano sumaba 2 tantos, 1 rebote y 1 asistencia, y había resultado determinante para el despegue de los locales.

El Estudiantes reaccionó después, tras el tiempo muerto de Javier Zamora. Y aunque el Casademont anotó hasta tres triples consecutivos –Seeley, Radovic y San Miguel–, los visitantes contestaron con otros tres lanzamientos desde el perímetro –Jackson, Pressey y Avramovic– para situarse por delante en el marcador por primera vez en todo el partido (20-21). Los zaragozanos habían rebajado drásticamente sus prestaciones defensivas, y los colegiales sumaban puntos con demasiada facilidad. Hasta 28 tantos facturó el Estudiantes en el primer acto (26-28), beneficiado por su elevado acierto en el tiro exterior.

El Estudiantes no se descompuso con las primeras rotaciones. Al contrario, continuó generando canastas fáciles, especialmente desde el perímetro, y castigó cada una de las lagunas defensivas de los locales. Un 2+1 de Alocén, dos asistencias de Thompson y otro 2+1 de Barreiro sostuvieron al cuadro aragonés en un momento especialmente comprometido. Y Benzing, al cuarto de hora, igualó la contienda con un certero triple (39-39) al límite de la posesión. Radovic, con una canasta bajo los aros, y Nico Brussino, desde más allá del arco, situaron al Casademont a cinco puntos de distancia (46-41) y obligaron a Zamora a detener el partido. Pero el tiempo muerto no modificó el escenario, y el conjunto de Fisac alcanzó el intermedio con una renta de siete tantos (53-46), la máxima del partido, después de dos genialidades de Brussino -que conllevaron otros cinco puntos más para el argentino- y un mate de Hlinason tras una gran asistencia de Nemanja Radovic. Al descanso, Brussino era el jugador más productivo, con 16 créditos de valoración, gracias a sus 12 puntos (3 de 5 en triples) y sus 4 pases de canasta en los 10 minutos que había permanecido sobre la pista. De su mano había llegado la remontada de los locales.

El Casademont se fortaleció atrás, en los primeros compases de la reanudación, y su mejoría defensiva enseguida le reportó réditos en el marcador: alcanzó los 10 puntos de ventaja, tras dos canastas consecutivas de Dylan Ennis (58-48); y después amplió su renta con una lanzamiento de Thompson y un lejano triple de Nico Brussino (63-49). Transcurridos cuatro minutos del tercer cuarto, los visitantes apenas sumaban 3 puntos, un fiel reflejo de la sobresaliente aplicación de los zaragozanos en las labores de contención. Por entonces, Carlos Alocén ya había tomado el mando del partido. Además de emplearse atrás con acierto, sin desatenciones, el base aragonés dirigió al equipo con su agilidad, solvencia y criterio habituales, para aumentar aún más la distancia antes de la media hora de juego (78-65). Con Alocén mandando en la pista (8 puntos, 3 asistencias), el conjunto estudiantil se había quedado sin respuestas.

A partir de ahí, el Casademont ya no dejó escapar la victoria. Y eso que el cuadro aragonés permaneció sin anotar los primeros tres minutos del último cuarto, y que el Estudiantes se acercó peligrosamente en el marcador (82-78), impulsado por la productividad de Avramovic (35 puntos). Sin embargo, el regreso a la pista de Radovic, Alocén, Thompson y Brussino acabó con el intento de remontada de los visitantes (97-87).     

Etiquetas
Comentarios