Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El Casademont Zaragoza ya piensa en la Copa

El equipo aragonés ya piensa en la cita copera de Málaga, donde se medirá el próximo viernes con el anfitrión

Alocén, en el partido ante el Manresa en el Nou Congost.
Alocén, en el partido ante el Manresa en el Nou Congost.
ACB PHOTO

El Casademont ya piensa en la Copa del Rey, competición que se desarrollará en Málaga desde el jueves hasta el domingo, y en la que se medirá en los cuartos de final con el equipo anfitrión. El desenlace del sorteo, celebrado el pasado 13 de enero, resultó a priori muy favorable para el conjunto zaragozano, toda vez que no se cruzaría ni con el Real Madrid ni con el Barcelona hasta una hipotética final.

La competición comenzará el jueves, 13 de febrero, con el choque inaugural entre el Barcelona -actual campeón- y el Valencia Basket (19.00) en el que será, a priori, el partido de mayor enjundia de los cuartos de final. Posteriormente, el Real Madrid jugará contra el Bilbao (21.30), una de las revelaciones de la presente campaña. Los vascos, de hecho, ya acumulan 13 victorias en el presente ejercicio, tras haber superado al Unicaja de Málaga el pasado sábado (98-95), en la jornada vigésimo primera del campeonato regular, en otro partido resuelto en los últimos compases de la contienda.

El cuadro zaragozano, que acude a la cita como cabeza de serie, iniciará su participación ante el Unicaja, el viernes 14 de febrero, a las 21.30, en el partido correspondiente a los cuartos de final. En caso de imponerse al equipo anfitrión, los aragoneses se enfrentarían un día más tarde, a las 21.00, con el ganador del duelo entre el Iberostar Tenerife y el Andorra. Los de Porfirio Fisac se presentarán en la Copa tras haber sido arrollados en Manresa en su actuación más reciente (85-67), en un duelo marcado por la mayor intensidad y convicción de los catalanes. El Casademont, además, evidenció importante síntomas de fatiga, después del desgaste físico acumulado entre la Liga Endesa y la Champions League –suma 35 encuentros oficiales entre las dos competiciones–; al margen de haber visto reducidas sus rotaciones por las ausencias de Renaldas Seibutis y Javier Justiz, quienes se perderán el resto de la temporada.

Antes de la derrota en Manresa, el Casademont venía compitiendo con solvencia y seguridad. De hecho, había encadenado hasta siete victorias de manera consecutiva, entre la Liga Endesa y el Champions League. En el torneo doméstico, los zaragozanos se habían impuesto al Herbalife Gran Canaria (81-62), al Joventut de Badalona (72-93) y al UCAM Murcia (80-70), para contabilizar su decimoquinto triunfo de la temporada;#y además había consumado cuatro triunfos seguidos en el campeonato continental, con los triunfos frente al Neptunas Klaipeda (86-70), el JDA Dijon (73-105), el PAOK de Salónica (86-76) y el Brindisi (80-70). Una intachable trayectoria que mantiene al Casademont en el tercer puesto de la Liga Endesa, con 15 victorias en 21 partidos, y que le ha permitido acceder a los octavos de final de la Champions como cabeza de serie, tras finalizar la fase de grupos en el liderato.

En la jornada de ayer, el Real Madrid venció sin mayores problemas, por 93-69, a un Betis lastrado por su deficiente primer cuarto (27-12) y que ya no tuvo capacidad alguna de reacción. El conjunto de Pablo Laso, de esta forma, se mantiene en la segunda posición de la tabla, aunque ya con 16 victorias en su haber –una más que el Casademont Zaragoza–. El Barcelona, por su parte, superó a domicilio al Herbalife Gran Canaria (65-81) y conserva el liderato de la Liga Endesa, con 17 triunfos en 21 jornadas. Sin la presencia de Mirotic –reservado para la Copa–, los azulgranas se agarraron al Higgins (16 puntos), Tomic (14) y Oriola (14) para tumbar a su adversario.

En la parte baja, el Fuenlabrada sumó en Badalona un triunfo vital en sus aspiraciones (79-81), con una canasta de Richotti a dos segundos del final, mientras que el Estudiantes cayó en casa frente al Valencia (73-77).  

Etiquetas
Comentarios