Despliega el menú
Baloncesto

Revancha ante el UCAM Murcia

El Casademont Zaragoza recibe este sábado (18.00, Movistar+) a un rival del que no se esperan concesiones: ya superó a los aragoneses en el partido de la primera vuelta.

Nico Brussino, alero del Casademont Zaragoza, realiza un lanzamiento ante el técnico ayudante Manuel Peña.
Nico Brussino, alero del Casademont Zaragoza, realiza un lanzamiento ante el técnico ayudante Manuel Peña.
Guillermo Mestre

En Murcia, el Casademont Zaragoza no alcanzó la altura requerida para competir. Fue en el pasado 5 de octubre, en la tercera jornada de la Liga Endesa, en un duelo marcado por las desatenciones de los aragoneses en las labores de contención. Sobre todo en la defensa del perímetro: entonces, el conjunto de Sito Alonso facturó 89 puntos (89-73), después de convertir hasta 18 lanzamientos triples, ante un Casademont que nunca tuvo opciones de aspirar a la victoria.

Aquella actuación, de hecho, representa una de las pocas máculas de los zaragozanos en el curso actual. El desenlace fue una derrota amplia, justa, irrebatible y concluyente que, sin embargo, ni mucho menos desacredita el sobresaliente desempeño de los aragoneses en el presente ejercicio, donde viene completando la mejor temporada de su historia.

En este sentido, el Casademont es un bloque sólido, imponente, equilibrado y competitivo, con numerosos argumentos en todas sus líneas, y se presenta a la cita como indiscutible favorito a la victoria. Más aún cuando jugadores como Brussino, Hlinason y Krejci han dado un importante paso adelante en su rendimiento, y se han unido a piezas capitales como Ennis, Benzing, Radovic, Vázquez o Alocén. Sobre todo el argentino, quien, en su actuación más reciente, viene de destrozar al PAOK de Salónica (86-76) con 18 puntos, 5 rebotes y 4 recuperaciones de balón en 25 minutos de juego. Además, el Casademont Zaragoza es un bloque especialmente fiable en su feudo. En el torneo doméstico, únicamente el Iberostar Tenerife (99-111) -tras sobreponerse a una desventaja de 15 puntos-, y el Joventut de Badalona (90-92) -en un choque igualado que se resolvió en el último segundo-, han sido capaces de atrapar la victoria en la pista de los zaragozanos.

En cualquier caso, no se esperan concesiones del UCAM Murcia, un conjunto enérgico, siempre presto al combate, con unas capacidades físicas sobresalientes, que además dispone de una amenaza gigantesca en su línea exterior. Sobre todo por el talento ofensivo de sus jugadores estadounidenses: Askia Booker es el segundo máximo anotador de la Liga Endesa, con 20,8 puntos de media por partido; y Jarell Eddie, que factura 15,5 tantos por choque, presenta un 48% de efectividad en los lanzamientos triples.

El conjunto zaragozano no podrá alinear a Javier Justiz, su principal referencia en el juego interior, quien se perderá el resto de la temporada. El cubano se sometió a una artroscopia el pasado jueves, para solventar sus problemas en la rodilla izquierda, y ya no regresará a las pistas hasta el próximo ejercicio. Un contratiempo mayúsculo para el Casademont Zaragoza, que ya maneja diferentes opciones para reforzar la plantilla con la contratación de un nuevo pívot. Además, Renaldas Seibutis, que también pasará por el quirófano, tampoco podrá jugar en los próximos meses. "Las bajas nos hacen estar al límite. No sé cuánto tiempo podremos continuar a este nivel", confesó ayer el preparador del conjunto aragonés, Porfirio Fisac, preocupado por la acumulación de minutos de sus jugadores.

Etiquetas
Comentarios