Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Casademont Zaragoza: el Baskonia, un rival herido

Los vascos, que visitante este sábado el pabellón Príncipe Felipe, se hallan en crisis desde el pasado curso, cuando fueron eliminados por los aragoneses en los ‘play off’ por el título. 

Imagen del partido entre el Baskonia y el Burgos, del pasado domingo.
Imagen del partido entre el Baskonia y el Burgos, del pasado domingo.
efe

El Baskonia es un bloque imprevisible, inestable e irregular. Muy alejado de su verdadera dimensión. Con una plantilla rutilante y uno de los presupuestos más elevados del panorama europeo, el conjunto vitoriano se presenta mañana en Zaragoza (20.30, pabellón Príncipe Felipe) inmerso en una situación inquietante, de máximo riesgo: en la Liga Endesa ocupa la séptima posición de la tabla, con siete triunfos conquistados, y ha comprometido drásticamente su presencia en la próxima edición de la Copa del Rey; y en la Euroliga se alinea en la actualidad en el decimotercer puesto, tras una secuencia de cuatro derrotas en las últimas cinco jornadas del torneo continental.

Su indecisa trayectoria, a todas luces inesperada, desembocó en la destitución de Vladimir Perasovic el pasado día 20, tras encadenar dos contundentes derrotas en la competición europea: frente al Valencia Basket (105-77), el 17 de diciembre; y contra el Real Madrid, en el Buesa Arena de Vitoria (55-77), dos días después. Lejos de reaccionar, el Baskonia protagonizó otra desalentadora actuación el pasado domingo, de nuevo ante su afición, ahora con Josep María Berrocal como entrenador interino. Fue ante el San Pablo Burgos, un rival directo en la lucha por acceder a la próxima edición de la Copa. Los vitorianos cayeron ante los burgaleses (74-82), tras encajar hasta 28 puntos en el último acto, y acentuaron aún más sus dudas en el torneo doméstico.

Anteriormente, el Baskonia también había perdido en la Liga Endesa frente al Barcelona (95-87), el Unicaja de Málaga (77-78), el Bilbao Basket (79-75), el Real Madrid (89-91), el Fuenlabrada (80-92) y el Andorra (97-82). Siete derrotas en 14 jornadas, en gran medida por su impericia en las labores de contención: 82,9 puntos encajados por partido. Ahora, el club vasco ha optado por la mano de hierro de Dusko Ivanovic, el técnico que más éxitos le ha reportado al Baskonia a lo largo de su historia. El preparador balcánico cumplirá su tercera etapa en el banquillo vitoriano, al que ya dirigió de 2000 a 2005, y de 2008 a 2012, con un balance de dos Ligas ACB, cuatro Copas del Rey y una Supercopa. Como entrenador del Besiktas, Ivanovic se ha medido este año con el Casademont Zaragoza en dos ocasiones, ambas con derrota: el equipo turco perdió ante los aragoneses en Estambul (73-74), en la segunda jornada de la fase de grupos, y también cayó en el pabellón Príncipe Felipe (80-73), el pasado 18 de diciembre, en la novena jornada de la competición.

Ivanovic tratará de reactivar ahora al Baskonia, un bloque deprimido y desencantado, en ocasiones sin alma y sin fe. El conjunto vasco, en este sentido, se halla inmerso en una dinámica negativa desde que se enfrentó al Casademont Zaragoza, el pasado curso, en los cuartos de final de los ‘play off’. Entonces, el cuadro aragonés exhibió un baloncesto ágil, dinámico y creativo, brillante por momentos, que destrozó sin remisión a su adversario.

Al margen de su sobresaliente desempeño atrás, el equipo zaragozano también evidenció su amplitud de recursos ofensivos en una eliminatoria de ensueño: asaltó el Buesa Arena (81-91), primero, con un devastador acierto en el tiro exterior (un 52% de efectividad, tras convertir 13 de sus 25 lanzamientos triples); y dos días más tarde, en el pabellón Príncipe Felipe, se adjudicó la victoria (76-69) por su hegemonía bajo los aros, con Nemanja Radovic (16 puntos, 6 rebotes) y Javier Justiz (14 tantos, 5 capturas) como jugadores más incisivos. Dos encuentros muy distintos, aunque con idéntico desenlace.

En la actualidad, el Casademont sigue en clara línea ascendente, y permanece instalado en la tercera posición con 11 triunfos conquistados en 14 partidos. Además, es un bloque especialmente fiable en su propia pista, donde ya han caído gigantes de la talla del Barcelona y el Real Madrid. El Baskonia llega herido, marcado por las urgancias, y con sensaciones negativas en su juego. Sin embargo, se trata de uno de los mejores conjuntos del panorama continental y dispone de argumentos suficientes para imponerse a los zaragozanos.

Etiquetas
Comentarios