Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Aquella tarde mágica de Dylan Ennis

El escolta del Casademont Zaragoza completó una actuación de récord ante el Baxi Manresa, en octubre de 2018, cuando era jugador del Andorra: sumó 36 puntos y 48 créditos de valoración en 32 minutos de juego. Este sábado vuelve a medirse con los manresanos.

Dylan Ennis, en el partido ante el Manresa de octubre de 2018.
Dylan Ennis es defendido por Lundberg en el partido ante el Manresa de octubre de 2018.
albert martí/ACB Photo

Sucedió el 13 de octubre de 2018, en la cuarta jornada de la competición regular. El Andorra recibía al Manresa, por entonces un recién ascendido a la máxima categoría del baloncesto español. Y aunque el cuadro catalán -rival hoy del Casademont Zaragoza (20.30)- acabó derribando todos los pronósticos con un triunfo en rodeo ajeno (77-82), fue un jugador andorrano quien ocupó el centro de la escena. Se trataba de Dylan Ennis, protagonista de un partido descomunal, de una tarde mágica, de unos registros sobrecogedores. El canadiense alcanzó los 48 créditos de valoración, fundamentados en 36 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 2 recuperaciones de balón y 12 faltas recibidas en 32 minutos de juego. Cifras de récord que, sin embargo, resultaron insuficientes para doblegar la resistencia de los manresanos.

Ennis representará, de nuevo, una importante amenaza para el conjunto catalán. El escolta fue contratado el pasado 11 de noviembre por el Casademont Zaragoza, procedente del AS Mónaco, para robustecer el perímetro de los aragoneses y para ampliar la rotación de una plantilla muy mermada por las continuas lesiones. El canadiense ha participado en dos encuentros con el equipo zaragozano, uno en la Liga Endesa y otro en la Champions League, ambos saldados con derrota. Sin embargo, Ennis ya ha evidenciado su talento y su amplitud de recursos en los dos compromisos: frente al Valencia Basket actuó de base, debido a la ausencia de Rodrigo San Miguel, y aportó 8 puntos, 3 rebotes y una asistencia en 18 minutos de juego; y en Salónica, en el duelo continental del pasado miércoles, el canadiense facturó 11 tantos, una captura y un pase de canasta en los 20 minutos que permaneció sobre la pista. "Necesitaré algo de tiempo para adaptarme completamente a los sistemas de juego y a mis nuevos compañeros. No es fácil cambiar de equipo una vez iniciada la temporada", advirtió Ennis en su presentación oficial.

En cualquier caso, la afición aragonesa ya conoce su personalidad, sus sobresalientes capacidades físicas y su admirable facilidad anotadora. De hecho, el canadiense ya jugó con el Casademont Zaragoza en la recta final de la temporada 2017-18, cuando el equipo se hallaba inmerso en una situación inquietante, e máximo riesgo, y su aportación resultó determinante para que los aragoneses acabaran consumando la salvación. Entonces, Ennis se incorporó al club, junto a Milko Bjelica, para reforzar al equipo en el tramo decisivo de la temporada. Participó en los últimos seis encuentros de la Liga Endesa, con unos guarismos de 15 puntos, 4 rebotes, 2 asistencias y 2 recuperaciones de balón en 27 minutos de media por partido.

Su mejor actuación con los aragoneses se produjo ante el Fuenlabrada, el 25 de mayo de 2018, en la penúltima jornada de la competición regular, cuando facturó 30 puntos, con 4 de 7 en los lanzamientos triples, al margen de aportar 5 rebotes, 1 asistencia y 2 recuperaciones de balón en poco más de media hora de juego. «En cuanto me surgió la posibilidad de volver, no me lo pensé. En mi anterior etapa estuve muy a gusto aquí, dentro y fuera de la pista. Y aunque fue una estancia corta, tuve éxito. Por eso sabía que en Zaragoza me iban a recibir con los brazos abiertos», subrayó Ennis nada más iniciar su segunda etapa en la capital aragonesa.

Rival propicio

Después de dos derrotas consecutivas -ante el Valencia, en la Liga Endesa, y contra el PAOK de Salónica, en la Champions League-, el Casademont Zaragoza tratará de recuperar su mejor versión este sábado ante el Manresa (20.30), en un duelo que le mide con el penúltimo clasificado de la competición nacional. El equipo de Pedro Martínez, que reduce sus prestaciones lejos de su pista, es el segundo equipo que menos puntos factura de la competición, con un promedio de 77,2 tantos por partido. El Manresa ha sumado dos únicas victorias -ambas en su feudo- en los nueve encuentros disputados: doblegó al Unicaja de Málaga (79-69) y al Bilbao Basket (101-97); y, por el contrario, fue derrotado por el Burgos (79-65), el Herbalife (74-75), el Estudiantes (87-79), el Tenerife (61-81), el Real Madrid (94-74), el Fuenlabrada (87-83) y el Obradoiro (79-85). Sus principales referencias ofensivas son Frankie Ferrari (16,8 puntos y 5,6 asistencias por partido) y Ryan Toolson (12,2 tantos, con un 47% de efectividad en los lanzamientos triples.

El Casademont Zaragoza volverá a contar con las ausencias de Renaldas Seibutis y Fran Vázquez; mientras que el Manresa no podrá alinear a Eulis Báez ni a Pere Tomás.

Etiquetas
Comentarios