Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Casademont Zaragoza: dos partidos propicios para ganar

El equipo aragonés se mide este miércoles con el PAOK, colista de la Champions, y el sábado con el Manresa, penúltimo clasificado de la Liga Endesa

Robin Benzing, durante el partido del pasado domingo ante el Valencia.
Robin Benzing, durante el partido del pasado domingo ante el Valencia.
M. A. Polo/efe

El calendario ofrece, por fin, un respiro al Casademont Zaragoza: en la Champions League se medirá este miércoles con el PAOK de Salónica, el colista del Grupo D; y en la Liga Endesa recibirá el próximo sábado al Manresa, penúltimo clasificado tras la celebración de nueve jornadas, aunque igualado a dos victorias con el Betis, actual farolillo rojo de la competición. Dos rivales con dudas, con carencias en sus filas, que vienen presentando una irregularidad manifiesta desde el inicio de la presente temporada. Dos citas a priori favorables para los zaragozanos. Dos partidos para sumar.

El primer obstáculo será este miércoles en Salónica (18.00), en la sexta jornada de la competición continental. Y aunque el duelo se celebra en rodeo ajeno, el Casademont es muy superior a su oponente en todos los órdenes. Por plantilla y potencial, por juego colectivo y por talento individual, por profundidad de banquillo y por amplitud de recursos, el cuadro aragonés afronta una gran oportunidad para firmar su cuarta victoria europea.

En este sentido, el PAOK es un bloque vulnerable y quebradizo, demasiado permisivo atrás: ha encajado 411 puntos en las cinco primeras jornadas del torneo, lo que se traduce en 82,2 tantos por partido. El conjunto griego contabiliza un único triunfo en la Champions League. Fue ante el Brindisi, la pasada semana, en un duelo que permanecía igualado a dos minutos de la conclusión. Al final, el acierto desde la línea de personal de Adam Smith y de Antwaine Wiggins dieron la victoria a los locales (95-91), quienes, sin embargo, siguen instalados en la última posición del Grupo D con un balance desalentador.

En sus cuatro compromisos anteriores, el PAOK siempre acabó doblando la rodilla. Lo hizo en casa ante el Besiktas (60-69), en la jornada inaugural, y también cayó en Salónica frente al Neptunas Klaipeda lituano (72-94). Además, perdió con claridad en sus desplazamientos a Hungría y Francia, primero frente al Falco Szombathely (76-66) y posteriormente ante el Dijon (81-74). El PAOK tampoco se muestra fiable en la Liga griega, donde sólo ha ganado dos de sus siete primeros encuentros. El pasado fin de semana cedió ante el Peristeri (80-75).

Los aragoneses, por su parte, contabilizan tres victorias en el torneo continental. Y se presentan a la cita tras haber doblegado al Dijon, líder del Grupo D, en un duelo gobernado por los zaragozanos de principio a fin (75-60). Asimismo, la escuadra de Porfirio Fisac se impuso por la mínima al Besiktas (73-74) y al Falco Szombathely (70-69), mientras que mordió el polvo en las pistas del Telekom Bonn (85-71) y el Neptunas Klaipeda (91-73).

Después, al Casademont Zaragoza le aguarda el Manresa, en el pabellón Príncipe, en la décima jornada de la Liga Endesa. El cuadro catalán, penúltimo clasificado, sólo ha sido capaz de sumar dos triunfos en el curso actual, ambos al calor de sus aficionados: ante el Unicaja de Málaga (79-69) y frente al Bilbao (101-97). Por el contrario, fue derrotado por el San Pablo Burgos (79-65), el Gran Canaria (74-75), el Estudiantes (87-79), el Tenerife (61-81), el Real Madrid (94-74), el Fuenlabrada (87-83)#y el Obradoiro (79-85). La derrota del pasado sábado ante los gallegos, y además en Manresa, resultó especialmente dolorosa en un duelo que enfrentaba a los dos últimos clasificados de la Liga Endesa.

El equipo de Pedro Martínez, una de las revelaciones del curso anterior, ha visto mermado su rendimiento por las lesiones, al margen de haber acusado en exceso su participación este año en la Champions League. Además, es un equipo que reduce drásticamente sus prestaciones en sus desplazamientos. En el torneo doméstico, el Manresa es el segundo equipo que menos puntos factura de la competición, con un promedio de 77,2 tantos por partido.

El Casademont, por ello, tiene ante sí una gran oportunidad para sacar adelante los dos compromisos de la semana. En la Champions se ha situado a una sola victoria del líder, el Dijon; mientras que en la Liga Endesa sigue tercero, pese a haber perdido sus dos últimos compromisos ante el Joventut (90-92) y el Valencia Basket (92-74).

Etiquetas
Comentarios