Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El Casademont cree en la gesta

El equipo aragonés recibe este domingo al poderoso Barcelona (18.30) convencido de sus opciones de triunfo. 

DEPORTES ENTRENAMIENTO DEL CASADEMONT BALONCESTO / 24-10-2019 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO [[[FOTOGRAFOS]]]
Robin Benzing, ala-pívot del Casademont, realiza un lanzamiento.
ARANZAZU NAVARRO

El Casademont asume este domingo, en el pabellón Príncipe Felipe, un reto prácticamente inabordable: intentar sorprender al FC Barcelona, uno de los conjuntos más imponentes del panorama continental. Los zaragozanos, además, se presentan a la cita con la ausencia de Renaldas Seibutis, quien sigue con sus problemas de espalda -se ha desplazado a Lituania para someterse a un tratamiento específico-, y con las dudas de Javier Justiz y Rodrigo San Miguel, lesionados en el duelo del pasado miércoles, en Estambul, frente al Besiktas.

Pese a todos los obstáculos, el Casademont no se dará por vencido de antemano. Se trata de un equipo al alza, muy seguro de sus fuerzas, que ha iniciado la temporada con seguridad y convicción: en el torneo doméstico, el cuadro aragonés ha conquistado cuatro triunfos en las cinco primeras jornadas, lo que supone el mejor arranque de su historia en la Liga ACB. Hasta ahora, el comienzo más exitoso de los zaragozanos se remontaba a los ejercicios 2010-11, 2013-14 y 2014-15, en todos los casos con un balance de tres victorias.

En el presente curso, el Casademont se ha impuesto en sus desplazamientos a Gran Canaria (73-79) y Sevilla (69-71); y también ha conquistado la victoria en sus dos actuaciones como local, contra el Obradoiro (96-64) y el Bilbao Basket (84-61), tras ofrecer un rendimiento muy elevado en las labores de contención. En la Liga Endesa, la única mácula del equipo aragonés atiende a su desplazamiento a Murcia, donde fue permanentemente superado por un rival más intenso, enérgico y vigoroso (89-73). De momento, el equipo de Porfirio Fisac ocupa la segunda posición de la tabla, igualado a cuatro triunfos con el San Pablo Burgos y el Barcelona, y superado únicamente por el Real Madrid.

Al Casademont le aguarda ahora el conjunto azulgrana, un bloque inmenso, rutilante, descomunal, con una plantilla de ensueño, que ha realizado un desembolso económico desmesurado para intentar restaurar su dañado prestigio. De hecho, la escuadra catalana suma cinco años seguidos sin levantar el trofeo de la Liga ACB -la sequía más larga de su historia-, y también hace un lustro que no alcanza la Final Four en la máxima competición europea. Su última presencia en las semifinales de la Euroliga se produjo en la edición de 2014, y los azulgranas cedieron ante el Real Madrid por 38 puntos de distancia (62-100).

la mayor inversión

Para rectificar su negativa trayectoria, el Barcelona ha realizado la inversión más elevada de su historia. Son cifras escandalosas. Su presupuesto asciende hasta los 41,5 millones de euros, después de haber acometidos las contrataciones de Nikola Mirotic, Brandon Davies, Cory Higgins, Álex Abrines y Malcolm Delaney. Y la suma de los salarios de la plantilla se han incrementado considerablemente: de los 25,6 millones del curso anterior, a los 33,26 millones del presente ejercicio. El jugador más costoso del Barcelona es Niko Mirotic, quien cobrará unos 26 millones de euros brutos por las próximas tres temporadas.

De esta forma, el déficit de la sección de baloncesto crecerá un 17,8% en el presente ejercicio, hasta los 32,3 millones de euros, según un informe de la web especializada Palco 23.

Pese a todo, no se trata de un rival inaccesible. El Andorra ya fue capaz de tumbar al gigante azulgrana, en la tercera jornada (86-84); y el Barcelona ya sufrió más de lo previsto para imponerse al Obradoiro (86-92), al Baskonia (95-87) y al Valencia (97-94). El reto presenta una dificultad máxima; pero la gesta es posible.  

Etiquetas
Comentarios