Despliega el menú
Baloncesto

Baloncesto

El Levitec espera hacer valer su progresión ante el Gipuzkoa

“Hemos pegado un cambio bastante grande y creo que va a ser bastante diferente”, considera Tamayo sobre el próximo partido, reedición del ya vivido en pretemporada.

Álex Tamayo, del Levitec, durante el amistoso con el Gipuzkoa
Álex Tamayo, del Levitec, durante el amistoso con el Gipuzkoa
Verónica Lacasa

El Levitec Huesca pondrá a prueba el domingo su buen arranque de temporada, con pleno de victorias en otras tantas jornadas, visitando al Gipuzkoa, un recién descendido a la LEB Oro que parte como uno de los grandes favoritos para recuperar su sitio en la élite. El duelo supondrá el segundo choque entre ambos después de que durante la pretemporada ya se encontrasen en el Palacio de los Deportes en la presentación oficial de los oscenses ante su afición. “Han pasado varias semanas desde entonces, hemos pegado un cambio bastante grande y creo que será un encuentro diferente”, aseguró este miércoles Álex Tamayo, escolta de los altoaragoneses.

Entonces, el resultado fue de 82-96 con los de Guillermo Arenas sufriendo altibajos, como era normal a doce días para el inicio de la campaña. Después, los altoaragoneses consiguieron la victoria en el debut liguero frente al Cáceres (63-71) y repitieron éxito la semana pasada con el Granada (71-70), bloque que, precisamente, se presentó con su triunfo sobre los donostiarras bajo el brazo (68-58). En su última actuación, el Gipuzkoa tumbó al Leyma Coruña.

La valoración de Tamayo llegó durante el acto de presentación que el Levitec realizó junto al ala pívot Andry Grystak en la sede de Podoactiva. Ambos jugadores van a jugar este curso de verde en calidad de cedidos por el Estudiantes. Con los madrileños se mantiene “una buena relación tanto con la institución como con las personas que la integran”, reconoció David Álvarez, el director deportivo de los altoaragoneses, que reconoció que a Tamayo “hace tiempo que se le seguía” y que Grystak entró en su radar tras el buen Europeo U20 que protagonizó con Ucrania.

Ambos aseguraron no haber notado un gran cambio en la forma de trabajar de ambos clubes y reconocieron que uno de los aspectos que había hecho que se decidiesen por trasladarse a Huesca era el buen historial que el Levitec presenta sirviendo de lanzadera para los jugadores jóvenes.

Sobre el buen inicio del equipo Grystak señaló que “llevamos desde la pretemporada entrenando duro y cada vez somos un equipo más unido”. Sobre la LEB Oro explicó que se había encontrado con “una liga bastante dura”. “Vamos a tener que jugar de principio a fin cada partido para llegar lo más alto posible”, consideró.

Etiquetas
Comentarios