Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Cristina Ouviña: "Los Juegos Olímpicos son mi gran sueño"

La aragonesa, flamante campeona de Europa, asegura que es un "orgullo máximo" formar parte de la generación más dorada del baloncesto español y reconoce que es el torneo en el que se ha sentido "más importante".

La aragonesa Cristina Ouviña, con la medalla de oro y el trofeo de campeona de Europa.
La aragonesa Cristina Ouviña, con la medalla de oro y el trofeo de campeona de Europa.
FIBA

Cristina Ouviña es una de las jugadoras más talentosas de la generación más dorada de la historia del baloncesto español. Ni más, ni menos. Su intensidad, su inteligencia defensiva y su capacidad para entender el baloncesto en ataque han sido claves, un verano más, para que España conquistara este domingo la medalla de oro en el Eurobasket de Serbia y Letonia. Para la base aragonesa es la tercera presea que logra con la selección absoluta, tras el oro que capturó en el Europeo de Francia 2013 y el bronce en el Mundial de Tenerife 2018.

Su trayectoria, su palmarés, hablan ya de una de las mujeres más laureadas del deporte aragonés en la última década, añadiendo títulos y premios individuales en los clubes por los que ha pasado (el Wisla polaco, el Nadezhda Orenburg ruso o el Tango Bourges francés). Palabras mayores para una chica sencilla, siempre cercana, que en Letonia y Serbia ha completado su mejor torneo con la selección absoluta. "Individualmente me he sentido muy bien con mi rol y mi papel en el equipo. He disfrutado mucho de todos los minutos que he disputado y siempre e intentado dar el máximo, dar todo lo que tenía dentro. Jugar con esta selección es increíble y he disfrutado muchísimo", explica la zaragozana. Sin duda, remata, "es el torneo en el que más importante me he sentido".

Cuando Ouviña saltaba a la cancha, España aumentaba un par de escalones su intensidad y su capacidad defensiva. La aragonesa ha sido una agitadora desde el banquillo y ha ido de menos a más durante el Europeo, terminando la final ante Francia con 9 puntos, 2 rebotes y 1 asistencia. Lucas Mondelo, el seleccionador nacional, se ha encargado de subrayar su valor en diferentes momentos durante el torneo. "Ha habido gente como Cristina que ha salido desde el banquillo con mucha mentalidad, sabiendo cuál era su papel y lo qué se pedía de ellas y lo han hecho”, dijo durante la fase de grupos.

En Letonia y Serbia, España ha completado una trayectoria intachable, con seis victorias en seis partidos, en los que "el nivel defensivo ha sido fundamental", según la zaragozana. "Hemos crecido durante todo el campeonato y cada partido hemos mejorado y hemos planteado cada encuentro de forma diferente. Luego, sobre la pista, la ejecución ha sido perfecta", remata.

Una generación irrepetible

Con el oro al cuello, Ouviña siente "orgullo máximo" de pertenecer a "un grupo de jugadoras que lleva muchos años ganando". De hecho, España ha conquistado nueve medallas en las últimas diez ediciones del Eurobasket, a las que agrega tres preseas más en los últimos tres mundiales. "No sé cuál es el techo de esta generación. Es irrepetible. Histórica. Seguro que algún año no se conseguirán medallas. Es algo que pasará y no será una catástrofe y que nos hará crecer aún más y valorar lo conseguido. De momento, tenemos que disfrutar de este nuevo triunfo", relata la aragonesa, que antes del Europeo firmó un nuevo contrato con el con el ZVVZ USK de Praga, uno de los conjuntos más rutilantes del baloncesto femenino europeo.

Ahora, en pleno 2019, Cristina Ouviña es una jugadora fija en los planes del seleccionador, pero durante muchos veranos se quedó a las puertas del combinado nacional. Entraba a las preselecciones, entrenaba durante un par de semanas con el equipo y, después, se marchaba a ver el torneo desde casa. Por eso, la zaragozana se acuerda ahora de los que siempre han estado con ella. Los que le han apoyado en las duras y en las maduras. "En estos momentos de felicidad me acuerdo mucho de mi familia y de toda la gente que ha vivido cerca los años en los que no he estado en el equipo. He sido varios años la jugadora número 13. Y esa gente nunca me ha dejado bajar la cabeza. Ahora me acuerdo mucho de ellos. Son mi fuerza", explica con emoción la jugadora, que en septiembre cumplirá 29 años.

Con el título del Eurobasket reposando en la maleta, Cristina Ouviña ya piensa en su siguiente gran reto con la selección española: Tokio 2020. El tótem del deportista. "Los Juegos Olímpicos son mi gran sueño. Eso sí, primero tenemos que pelear por la plaza en el preolímpico de febrero. Y, una vez conseguido el billete, sueño con estar con este equipo en Tokio. Sería increíble", concluye la flamante campeona de Europa.

Etiquetas
Comentarios