Baloncesto

tecnyconta zaragoza

Rodrigo San Miguel: "Quiero jugar con Alocén"

El base zaragozano confirma su deseo de volver a casa y fichar por el Tecnyconta.

La historia y su reiteración cíclica. Rodrigo San Miguel regresó este sábado a la cuna, al patio del colegio Doctor Azúa, origen de una carrera individual extraordinaria y punto de partida de tantas ilusiones en el baloncesto de formación aragonés. Este sábado se conmemoraba el XX aniversario del subcampeonato de España infantil conquistado por el colegio zaragozano. Inadvertido para el público poco formado que fija exclusivamente sus ojos en la élite, el hecho constituye sin ninguna duda uno de los hitos del deporte de base en Aragón. Algo tan sublime como que un equipo de colegio (público) solo sea superado en toda España por el Real Madrid. Ojo, el Barça de Marc Gasol, hace un par de días campeón de la NBA con los Toronto Raptors, quedó detrás y fue tercero. Y el Joventut de Rudy Fernández ni se clasificó para la fase final... Lo dicho, una pasada.

"Hace 20 años que dejé el colegio, y 15 que dejé Zaragoza. Ha llegado el momento de regresar", dijo este sábado Rodrigo San Miguel, alma de ese maravilloso equipo de Doctor Azúa y posible (incluso probable...) base del Tecnyconta Zaragoza en el próximo curso. Rodri articuló este sábado estas palabras vestido de naranja, en la reunión de los chavales que vertebraron el milagro hace ahora dos décadas. Sobre la pista del patio del colegio se juntaron Pablo Corbalán, Víctor Catalán, Nacho González, Pedro Miranda, Rodrigo San Miguel, Miguel Candeal, Juan Diego López, Gonzalo Arguedas, Sergio Gascón, Alberto Abenia, Miguel Gotor y Tomás Martín. Como entrenador, Chicho Lucas, con David Lafuente como preparador físico. El ideólogo Willy Tisaire condujo el acto ante el actual conjunto cadete del colegio. También compareció Claudio García, el director del colegio que entendió que el deporte también forma parte de la educación. En un rincón de la pista, el recuerdo para Carlos Pardo. Titín Cubría, Carlos Iglesias y ahora Carlos Hinojar también ayudaron lo suyo. Sin ellos no sería posible este vergel de baloncesto puro que se niega a ser abducido por la élite.

Sin ellos, continúo, tampoco habrían brotado talentos como Rodrigo San Miguel, que tras una brillante carrera está a punto de regresar a Zaragoza. Con la misma sonrisa que destiló al hablar de sus viejos amigos del colegio, Rodrigo también se refirió a su futuro inmediato. "Es una decisión meditada. Me lo he pensado. Tengo 34 años y quiero regresar a Zaragoza. Después de tanto tiempo, me hace una ilusión enorme volver a jugar en mi tierra", afirmó el base zaragozano, que incluso señaló la vinculación que le unirá al Tecnyconta. "Inicialmente, serán dos años", apuntó.

Rodrigo San Miguel explicó las motivaciones que le conducen hacia el Tecnyconta. "Cuando supe que me quería el Tecnyconta Zaragoza, sabía que regresaría. No es una cuestión de dinero, es el corazón lo que me mueve a volver a casa. Tengo un hijo de un año y medio. Mi mujer, Marta, también es de Zaragoza. Y mi familia también reside aquí. Son muchos los vínculos que me unen con la ciudad. Sabía que un año u otro tendría que regresar, y ha llegado el momento", reiteró hasta la saciedad.

La nueva sociedad

La continuidad del joven Carlos Alocén y el fichaje de Rodrigo San Miguel supondrían la constitución de una nueva sociedad en la demarcación de base del Tecnyconta Zaragoza. San Miguel valoró esta posibilidad cada vez más real. "El Tecnyconta acaba de hacer una temporada sensacional en todos los órdenes. La clasificación para el ‘play off’ ya fue muy meritoria. Qué decir de conseguir eliminar al Baskonia, un conjunto de Euroliga... La temporada ha sido buenísima. Y dentro de este año tan destacado, la actuación de Alocén ha sido sensacional, estelar. Quiero jugar con Alocén. Es una de las razones por las que regreso a Zaragoza. Con mi experiencia, quiero ayudarle. Va a ser un gran jugador. Estoy muy esperanzado con su futuro y con el del Tecnyconta Zaragoza. Yo también quiero estar ahí", concluyó Rodrigo San Miguel.

Etiquetas
Comentarios