Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Nada frena al Tecnyconta hacia el 'play off'

El conjunto aragonés derrota al Burgos (89-81), un rival directo en la lucha por acceder al 'play off', tras firmar un parcial de 17-0 en los minutos finales. Okoye sumó 30 créditos de valoración. 

El Tecnyconta es un bloque combativo, resistente, intimidante, que no se amilana ante ningún adversario. Nunca baja los brazos. Siempre cree en la victoria, por muy elevados que sean los obstáculos a sortear. Su capacidad competitiva, su tesón, su fe, su insistencia, su vitalidad, le proporcionaron este miércoles una nueva victoria -la decimoséptima del curso (89-81)-, tras protagonizar otra remontada espectacular en los últimos compases de la contienda. De hecho, se sobrepuso a un marcador adverso en el tramo final, a una desventaja de nueve puntos (68-77), para acabar conquistando el triunfo con un escandaloso parcial (17-0) en los últimos cinco minutos del choque. La actuación de los aragoneses tuvo una doble recompensa: además de fortalecer sus ambiciones, el equipo de Fisac asestó una puñalada mortífera, ya definitiva, a un rival directo en la lucha por acceder al ‘play off’. El duelo finalizó con la expulsión de Sutton, cuyo comportamiento -antideportivo, impropio de un jugador profesional- merece una sanción tan severa como ejemplar. El estadounidense, incapaz de asumir la derrota, encontró en Carlos Alocén la figura perfecta para descargar sus frustraciones. Y agredió al canterano, en un claro gesto de impotencia y cobardía. Fue la nota negativa de un partido intenso y apasionante.   

De inicio, los dos equipos aplicaron un ritmo trepidante, muy elevado, sin apenas tregua, del que salió beneficiado el conjunto aragonés. El Tecnyconta, firme y solvente atrás, coherente en sus ofensivas, buscó con insistencia a sus jugadores interiores, cuya superioridad en la pintura era manifiesta. Especialmente Nemanja Radovic, muy incisivo en cada una de sus acciones. El ala-pívot ya había facturado ocho puntos en los primeros compases del acto, sin fallo alguno en sus lanzamientos, al margen de aportar un rebote, un tapón y una recuperación de balón. En el ecuador del primer acto, los zaragozanos ya habían adquirido una renta de ocho tantos (14-6), lo que conllevó el tiempo muerto de Diego Epifanio. Sin embargo, el técnico de los visitantes no pudo modificar el guión. El equipo local mantuvo su solidez defensiva, al mismo tiempo que seguía anotando con suma facilidad bajo los aros. Los zaragozanos, de esta forma, aumentaron su ventaja al cierre del primer parcial (23-14), con Carlos Alocén volviendo a evidenciar su amplitud de recursos.

Posteriormente, el Burgos serenó su juego y se manejó con mayor criterio en sus acciones de ataque. Los visitantes, por fin, generaron situaciones ventajosas de tiro, sobre todo desde el perímetro, lo que enseguida se tradujo en el marcador. De hecho, los de Epifanio se situaron a sólo 2 puntos, al filo del cuarto de hora (27-25), aunque Okoye salió al rescate de los aragoneses con dos acciones de mérito: un certero triple, perfectamente defendido por su defensor; y una genial penetración que estiró nuevamente la renta de los locales (32-25). El Burgos respondió después, con tres triples consecutivos, para igualar la contienda (34-34), e incluso dispuso de un nuevo ataque para ponerse por delante por primera vez en todo el partido; pero erró su intento, ejecutado por Vega, y entonces apareció Okoye -otra vez Okoye- para devolver la ventaja a los locales con otro lanzamiento desde la línea de 6,75 (37-34). Pese a todo, ahora había un duelo muy diferente. Los burgaleses presentaban una importante amenaza en el tiro exterior (facturaron 25 tantos en el segundo cuarto), además de contar con segundas opciones (9 rebotes ofensivos), y el Tecnyconta ya no se empleaba atrás con la misma energía que antes. Por ello, el choque llegó igualado al descanso (39-39), aunque con los visitantes emitiendo señales mucho más positivas que el cuadro local. Tras un primer acto brillante, los de Fisac habían perdido el ritmo, su dinamismo en el juego y su contundencia en las labores de contención.

Sin embargo, el Tecnyconta supo reaccionar. Fue mejor que su oponente en los primeros compases de la reanudación, y estableció la máxima renta del duelo (51-41) tras un triple de Renaldas Seibutis. Por entonces, Okoye (17 puntos) y Radovic (14) resultaban incontenibles para sus adversarios, si bien el Burgos se resistía a bajar los brazos. Y aunque los visitantes habían perdido su clarividencia, se agarraban al partido gracias, sobre todo, a su capacidad para sumar rebotes ofensivos y a las acciones individuales de Sutton, Benite y Huskic. A la media hora, el cuadro zaragozano seguía gobernando el marcador, pero con su rival optando decididamente a la victoria (68-65).

Cancar, con dos jugadas seguidas -un triple y una penetración- volteó el marcador en el tramo definitivo (68-72), tras encontrar importantes fisuras en la defensa local. Después, cuatro puntos consecutivos de Benite (68-74) ampliaron el parcial de los visitantes, por entonces de 9-0, y obligaron a Fisac a detener un encuentro que comenzaba a inclinarse peligrosamente del lado burgalés. Tras el tiempo muerto, de nuevo Benite golpeó a los zaragozanos, ahora desde el perímetro, para dificultar aún más el intento de remontada de los locales (68-77). Los de Epifanio anotaban sin apenas oposición: 12 tantos en apenas 3 minutos y medio.

Sin embargo, el Tecnyconta es un equipo enérgico y combativo, muy seguro de sus fuerzas. Y cuando vivía sus peores minutos, de nuevo tiró de orgullo, carácter, oficio y convicción, para creer en la victoria. La expulsión de Cancar, que se marchó a los vestuarios por sus reiteradas protestas, allanó aún más el camino de la remontada. A tres minutos de la conclusión (82-77), los zaragozanos ya caminaban con paso firme hacia la victoria, en un tramo en el que acabó arrollando repetidamente a su rival. De hecho, llegó a firmar un parcial de 17-0 para quedarse, ahora sí, a escasos centímetros de consumar su presencia en la próxima edición del 'play off' (89-81). Okoye, con 30 créditos de valoración, y Seibutis, con 11 de 11 desde la línea de personal, resultaron determinantes en los momentos decisivos. 

Ficha técnica:

89 - Tecnyconta Zaragoza (23+16+29+21): McCalebb (-), Berhanemeskel (8), Okoye (23), Radovic (16), Justiz (7) -cinco inicial- Nacho Martín (5), Barreiro (-), Santana (-), Seibutis (18), Alocén (8) y Williams (4).

81 - San Pablo Burgos (14+25+26+16): Fitipaldo (8), Frazier (4), Zipser (5), Sutton (10), Lima (6) -cinco inicial- Benite (17), Vega (-), Huskic (12), Álex López (3) y Cancar (16).

Árbitros: Pérez Pérez, García Ortiz y Merino. Excluyeron por técnica descalificante a los visitantes Cancar (min.36) y Sutton (min.40).

Incidencias: partido correspondiente a la trigésima primera jornada de Liga disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante 7.093 espectadores. El Tecnyconta Zaragoza rindió un homenaje al Club Voleibol Teruel, que estuvo presente con su plantilla y cuerpo técnico y que recientemente se proclamó campeón de la Superliga de voleibol. 

Etiquetas
Comentarios