Despliega el menú
Baloncesto

tecnyconta zaragoza

Test de madurez en Fuenlabrada

El Tecnyconta debe sumar la victoria ante un rival necesitado para mantener su firme candidatura a pelear por el ‘play off’ y por jugar en Europa el próximo curso.

Latavious Williams lanza a canasta en un entrenamiento reciente en el pabellón Príncipe Felipe.
Latavious Williams lanza a canasta en un entrenamiento reciente en el pabellón Príncipe Felipe.
Guillermo Mestre

El Tecnyconta Zaragoza se sentará esta noche en Fuenlabrada (20.30/Movistar Deportes dial 53) delante de un folio lleno de cuestiones, preguntas y diferentes opciones. Unas serán correctas y otras erróneas. Unas respuestas le servirán para ampliar el recorrido de su exitoso camino y otras, las incorrectas, frenarán la inercia de su trayectoria. El resultado global, la nota final de esta noche, determinará de qué pasta está hecho el equipo que dirige Porfirio Fisac. Porque lo de esta noche en Fuenlabrada será un test de personalidad. Una prueba de madurez en toda regla tras sufrir el pasado fin de semana una ajustada y dolorosa derrota en el pabellón Príncipe Felipe frente al Valencia. Si el Tecnyconta quiere jugar el ‘play off’ y aspirar a competir en Europa la próxima campaña, tiene que sumar el triunfo en partidos como el de esta noche.

La buena noticia es que está perfectamente capacitado para hacerlo, tal y como ha acreditado en las últimas semanas con su baloncesto atrevido, valiente y competitivo. La mala es que el rival que tiene delante, el Fuenlabrada, está igual de necesitado o más que el Tecnyconta de una victoria. Los madrileños apenas tienen un margen de dos triunfos con la zona de descenso y, de la mano de Jota Cuspinera, han sumado tres victorias en las últimas seis jornadas, una reacción básica para acercarles a la permanencia a final de curso. Un triunfo esta noche dejaría prácticamente sellado su objetivo de continuar un año más en la ACB.

Porfirio Fisac podrá contar con todos sus jugadores a excepción del lesionado Fran Vázquez. Le reemplazará, como viene haciendo desde hace ya dos semanas, un Latavious Williams que frente al Valencia demostró que puede sumar minutos de calidad y producción en la pintura aragonesa. Stan Okoye, enrachado desde hace varias jornadas, volverá a ser la referencia ofensiva de un equipo que llega al compromiso en Fuenlabrada en un momento dulce a pesar de su último traspiés en casa ante los valencianos. Ha ganado cuatro de sus seis compromisos más recientes, pese a medirse con algunos de los conjuntos más rutilantes del panorama nacional, y no se deja intimidar ante ningún adversario.

El equipo aragonés, en este sentido, superó al Baskonia (81-79) y al Unicaja de Málaga (72-70) en el pabellón Príncipe Felipe; se impuso en Santiago de Compostela al Obradoiro (84-91); y también sumó el triunfo en su desplazamiento a Andorra (97-99), en un escenario históricamente hostil y frente a uno de sus perseguidores más inmediatos. El cuadro de Porfirio Fisac ha demostrado sus dotes competitivas en escenarios de máxima dificultad, remontando partidos complejos y superando adversarios a los que se les presuponía un baloncesto superior al suyo. Los aragoneses no se asustan ante nadie. En esta última serie de resultados solo doblaron la rodilla ante el Barcelona Lassa y el Valencia Basket, dos sólidos aspirantes al título de la Liga ACB, pero lo hicieron de manera digna, compitiendo hasta el último segundo. Frente a Valencia perdieron de solo dos puntos (89-91) con opciones hasta el final de ganar y con el Barcelona, uno de los colosos de Europa, la desventaja final fue de apenas cinco tantos (86-91) en un encuentro de máxima igualdad y opciones de victoria.

Popovic, una ausencia de peso

El Montakit Fuenlabrada, por su parte, comparece esta noche con la ausencia de su jugador franquicia, Marko Popovic, que sufrió el pasado 31 de marzo, ante el UCAM Murcia, la rotura parcial del ligamento lateral interno de la rodilla derecha. El veterano croata, con 15 puntos, fue uno de los más destacados, junto a Marc García (19) y Paco Cruz (17), del sorprendente triunfo de los madrileños en la primera vuelta en el pabellón Príncipe Felipe (77-80). Un resultado en forma de serio aviso para los zaragozanos, que a pesar de haber superado en casa a equipos de máximo nivel –Tenerife, Unicaja, Baskonia, Gran Canaria...– no lograron doblegar a los madrileños, entonces dirigidos por Néstor García. El argentino dimitió a mediados de febrero y, desde entonces, es Jota Cuspinera, entrenador el curso pasado del Tecnyconta, el encargado de dirigir al Fuenlabrada en su objetivo de conquistar la permanencia una campaña más en la ACB.

Etiquetas
Comentarios