Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Okoye y un mate para el recuerdo

El nigeriano protagonizó frente al Barcelona el mate de la temporada en la ACB. Una acción tan salvaje como talentosa que quedará para la historia.

Secuencia del espectacular mate de Stan Okoye frente al Barcelona
Secuencia del espectacular mate de Stan Okoye frente al Barcelona
Guillermo Mestre

"¿Te acuerdas de Okoye, el del mate al Barça? Hoy se retira". Dentro de unos años, cuando Stan Okoye haya escrito ya su última página en el baloncesto profesional, una de las imágenes, seguro, más icónicas que se recordarán de la carrera del nigeriano será el estratosférico mate que regaló este pasado sábado a los aficionados del pabellón Príncipe Felipe frente al Barcelona. Okoye dejó una de esas acciones que quedan grabadas para siempre en la retina. Una jugada tan plástica como feroz. Tan salvaje como talentosa.

Restaban 2:40 para terminar el partido y apenas 8 segundos de posesión. El Tecnyconta perdía por cuatro (81-85). Okoye, que se había quedado emparejado con Chris Singleton en la línea exterior, hizo un gesto rápido a Nacho Martín para que dejara libre la zona. Tenía claro lo que iba a hacer. Dos botes hacia la izquierda, invitando a su defensor a cerrar el pasillo interior, y un quiebro rápido hacia la derecha sirvieron para romper de cuajo la cintura de Singleton.

Tres pasos decididos hacia el aro y un salto con el balón atado a su mano derecha, ya prácticamente abordando la línea de fondo por la parte exterior de la canasta. Las manos de Singleton, que le perseguía tras su defensa, y de Víctor Claver, que rectificaba tras seguir a Nacho Martín en primera instancia, fueron insuficientes para frenar su potente y espectacular mate.

Okoye se quedó colgado del aro durante unos instantes, congelando el tiempo y disfrutando del grito de locura de la grada. De un público entregado. Mientras, Víctor Claver estaba tirado por los suelos arrastrado por la fuerza del nigeriano y su compañero Nemanja Radovic regresaba a defender con las manos en la cabeza. Alucinado. El mismo gesto que se les quedó, en el banquillo, a Aloncén, Martí, Pradilla y el resto de componentes del cuerpo técnico del equipo aragonés. Lo que habían presenciado a apenas unos metros era una auténtica barbaridad. El mate de la temporada en la ACB y uno de los mates del año en Europa.

La acción, pronto corrió como la pólvora en Internet a través del altavoz de las redes sociales. Por la noche, todo el mundo hablaba del mate de Stan Okoye al Barcelona. El rival, el líder de la ACB y uno de los colosos de Europa, ayudó a multiplicar el impacto de la jugada, ya de por sí merecedora de atención.

En estado de gracia

Okoye, que celebró la semana pasada su 28 cumpleaños, terminó el partido frente al Barcelona 20 puntos y 11 rebotes para un total de 20 créditos de valoración. Fue el mejor jugador del Tecnyconta frente a los azulgranas a pesar, eso sí, de errar en dos acciones posteriores que pudieron traducirse en la victoria final. En el último mes, desde mediados de marzo, los números del nigeriano son bárbaros: promedia 18,8 puntos, 4,8 rebotes y 18,3 créditos de valoración en las últimas seis jornadas. Ya ha sido en dos ocasiones MVP de la jornada en la ACB (en la 13 y en la 25) y, con 14,8 puntos por partido, es el tercer máximo anotador de la liga, solo superado por Nico Laprovittola (16,6) y Darío Brizuela (15,2).

Okoye se incorporó el pasado verano al Tecnyconta tras haber actuado en Italia los últimos cuatro ejercicios. En el curso 2017-18, en las filas del Varese, jugó 33 encuentros de la Liga regular, en los que facturó 15,1 puntos de media por partido, con un 39% de efectividad en los triples, además de aportar 7,5 rebotes y 1,5 asistencias por duelo. Finalizó en el tercer puesto en la designación de Jugador Más Valorado de la temporada.

Etiquetas
Comentarios