Baloncesto

tecnyconta 86-91 barcelona

El Tecnyconta intimida al líder

El conjunto aragonés cae frente al Barcelona por 86-91 en un encuentro igualado hasta el último minuto. 

El Barcelona fue un muro inabordable. El Tecnyconta protagonizó una de sus mejores actuaciones de la temporada, en un partido brillante por momentos, pero acabó doblando la rodilla en los últimos compases, exhausto, tras haber realizado un desgaste físico formidable con anterioridad.

Ganó el conjunto azulgrana, el líder, tal y como dictaba la lógica (86-91), aunque lo hizo con un sufrimiento inesperado, bajo un guión permanentemente cuestionado por el cuadro aragonés. En este sentido, los zaragozanos volvieron a ofrecer un rendimiento notable, ante uno de los conjuntos más rutilantes del panorama continental, y guardaron ambiciones de triunfo hasta el último suspiro. Los locales abandonaron la pista en medio de una ovación unánime de la grada.

No hay que olvidar que el Barcelona es un bloque imponente, con artistas cotizados en todas sus líneas. Se trata del ataque más productivo de la competición, con un promedio de 88 puntos por partido, en gran medida por su devastador acierto desde el perímetro -un 41% de efectividad en sus lanzamientos triples-; pero también se distingue por su solvencia atrás, un aspecto que el conjunto de Svetislav Pesic domina con mano firme: es el segundo equipo menos batido del campeonato, con 75 tantos encajados por duelo, gracias a la contundencia de la mayoría de sus jugadores -con unas capacidades físicas sobresalientes-, y gracias también a un compromiso colectivo admirable. Todos suman. Todos se entregan en las tareas defensivas. Todos se implican al máximo para ejecutar correctamente el ideario de su entrenador. Además, el Tecnyconta encaró el choque con la ausencia de Fran Vázquez, una pieza capital en el juego interior por su envergadura, su consistencia, su poder de intimidación y su capacidad para modificar los tiros del rival, al margen de sus numerosos recursos en el ámbito ofensivo. El pívot se lesionó en Santiago de Compostela, en el partido ante el Obradoiro, y también se perderá, al menos, los cuatro próximos partidos. Un importante contratiempo que se acentuó después, a los 22 minutos, cuando Javier Justiz abandonó la pista cojeando, con evidentes signos de dolor. El pívot regresó al partido en los compases finales, aunque no lo hizo en plenitud.

El conjunto aragonés ya ofreció un notable rendimiento durante la primera mitad. Atrás se empleó con firmeza y tesón, sin apenas distracciones, y anuló durante muchos minutos el inmenso potencial ofensivo de los catalanes. Además, también se manejó con seguridad y clarividencia en sus acciones de ataque, lo que le reportó importantes ventajas en el marcador. De hecho, el cuadro zaragozano llegó a disponer de una renta de 14 puntos (37-23), tras cinco puntos consecutivos de Berhanemeskel, en los primeros compases del segundo acto. Sin embargo, el equipo visitante se recompuso después, sobre todo por su puntería desde el perímetro -10 triples convertidos en el primer periodo- y pudo alcanzar el descanso con un solo tanto de desventaja (52-51).

El Tecnyconta protagonizó un inicio arrollador. Firme y tenaz en las tareas defensivas, y muy lúcido en sus acciones de ataque, el cuadro aragonés edificó una renta de 10 puntos en los dos primeros minutos de la contienda. Inauguró el marcador Okoye, con una difícil penetración, y amplió su ventaja con dos rápidos contragolpes, el primero culminado por McCalebb y el segundo por Radovic, que además conllevó la falta personal de Hanga. En la siguiente jugada ofensiva de los zaragozanos, fue Barreiro quien golpeó a los azulgranas con un lanzamiento triple (10-0). El Barcelona había comparecido con dudas, con su silueta desfigurada. Le faltaban ritmo y criterio en ataque, aunque supo agarrarse al talento de Heurtel y al acierto exterior de Hanga -dos triples consecutivos- para reducir diferencias en el marcador. Aun con todo, el Tecnyconta era superior a su rival en todos los órdenes del juego, con McCalebb impartiendo clases de baloncesto en la dirección y con Radovic gobernando en la pintura. De esta forma, el equipo local volvió a distanciarse (26-15), tras un triple de Nacho Martín, un tapón espectacular de Okoye y una brillante acción personal de Renaldas Seibutis bajo los aros. Al cierre del primer acto, los aragoneses seguían dominando el choque con autoridad (32-23), tras haber completado 10 minutos sobresalientes. Hasta siete jugadores del Tecnyconta anotaron en el primer cuarto.

El segundo acto comenzó con un nuevo triple, ahora de Berhanemeskel, para alejar aún más a los aragoneses (35-23). Pesic tuvo que detener el encuentro poco después, tras dos sólidas defensas de los zaragozanos y un nuevo lanzamiento de Berhanemeskel (37-23), a los dos minutos del acto, que establecía la máxima diferencia del choque. El tiempo muerto reactivó al conjunto azulgrana, que recuperó el pulso con tres triples consecutivos (39-32) en apenas 90 segundos. A partir de ahí, el duelo entró en una fase de errores y precipitaciones de la que se benefició el Barcelona, en ocasiones favorecido por la permisividad arbitral. Mucho más enérgico en las labores defensivas, y muy atinado en el tiro exterior, los catalanes voltearon el marcador a los 18 minutos (47-48), tras convertir su décimo lanzamiento triple. Okoye, desde la línea de personal, devolvió la ventaja a los zaragozanos, quienes, pese a todo, alcanzaron el descanso con un botín muy escaso para los numerosos méritos contraídos (52-51).

El Tecnyconta mantuvo sus elevadas prestaciones en la reanudación. Aunque el Barça golpeó en los primeros compases, ahora imponiendo su mayor envergadura bajo los aros, el cuadro aragonés respondió con cuatro triples, dos de ellos de Nacho Martín, para seguir gobernando el duelo en el ecuador del tercer acto (64-58). Sin embargo, bastaron dos pérdidas de balón consecutivas de los locales, y dos desatenciones defensivas, para que el cuadro azulgrana se situara a sólo tres puntos (64-61). Los visitantes habían aumentado su intensidad atrás, y los locales no encontraban situaciones ventajosas de tiro. Aun con todo, el equipo aragonés tiró de casta y orgullo, y de su puntería desde el perímetro -dos nuevos triples- para alcanzar la media hora con seis puntos de ventaja sobre su oponente (73-67). El cuarto, además, finalizó con una gran acción defensiva de Marc Martí. En el Tecnyconta todos sumaban. Incluido el canterano Jaime Pradilla, enérgico y agresivo en cada una de sus intervenciones.

En el último cuarto, el Barcelona se empleó con mayor intensidad atrás y con mayor serenidad en sus ataques. Los catalanes igualaron la contienda en el minuto 33 (75-75), tras anotar dos triples seguidos, pero el Tecnyconta siguió sin descomponerse. Eso sí, Tomic ya se manejaba en la pintura con una superioridad manifiesta. Fue Tomic, precisamente, quien estableció la máxima ventaja de los visitantes (77-80) en el ecuador del último cuarto. Kuric, de nuevo desde el perímetro, amplió la distancia azulgrana frente a un Tecnyconta que, ahora sí, se estaba consumiendo físicamente (77-83) tras haber realizado un desgaste gigantesco. Aun con todo, los zaragozanos continuaron aspirando a la victoria hasta el final. Después de un mate espectacular de Stan Okoye, que levantó a los espectadores de sus asientos, y de un nuevo triple del nigeriano, los locales se situaron a un solo punto (86-87), a menos de dos minutos para la conclusión. En un final apasionante, el Tecnyconta dispuso de hasta tres ataques para haber igualado el duelo, pero se precipitó en sus acciones. El Barça tomó oxígeno desde la línea de personal (86-90), cuando restaban 15 segundos.

Pese a la derrota, el equipo zaragozano mantiene intactas sus ambiciones en la recta final de la temporada. Con la permanencia ya garantizada semanas atrás, el cuadro aragonés aspira ahora a clasificarse para las competiciones continentales e, incluso, a participar en las eliminatorias por el título liguero. Dos aspiraciones de calado para un conjunto que había iniciado el curso con el objetivo prioritario de sellar la salvación.

Etiquetas
Comentarios