Despliega el menú
Baloncesto

Baloncesto

Remontada espectacular del Tecnyconta

El equipo zaragozano se impone al Unicaja por un ajustado 72-70. Okoye facturó 30 puntos. 

Una de las jugadas del partido
Una de las jugadas del partido
Oliver Duch

El Tecnyconta tiró de orgullo, carácter y amor propio, y de de su admirable capacidad competitiva, para protagonizar una remontada espectacular ante el Unicaja de Málaga (72-70). Para ello se agarró a su determinación, a su seguridad y a su solvencia defensiva, y sobre todo al devastador acierto ofensivo de Stan Okoye, incontenible en el tramo final. El nigeriano finalizó el choque con 30 puntos en su haber y seis triples convertidos, lo que se tradujo en 32 créditos de valoración. Emergió con fuerza en los momentos más comprometidos, cuando el Unicaja caminaba con paso firme hacia la victoria, y su aportación resultó capital para que los zaragozanos, al abrigo de su afición, sumaran el decimotercer triunfo de la temporada .Otra actuación de prestigio, de rango mayor, que fortalece aún más las aspiraciones de los aragoneses de participar en el ‘play off’. Los malagueños habían claudicado en sus últimos cuatro desplazamientos, si bien habían sido citas de una dificultad máxima: cayeron en Gran Canaria, frente a un Herbalife marcado por los rigores de la clasificación (85-76); y anteriormente habían hecho lo propio en las pistas del Baskonia (112-95), el Barcelona (94-83) y el Obradoiro (89-86). Pero es un bloque imponente, con artistas cotizados en todas las posiciones y, sobre todo, con una importante amenaza ofensiva por la solvencia de sus tiradores. Se trata del tercer ataque más productivo de la competición, con un promedio de 85,5 tantos por partido. Sólo el Real Madrid y el Barcelona facturan más puntos que los andaluces en el curso actual. También es el segundo equipo más fiable desde la línea de personal, con una efectividad del 80% en los tiros libres; y el tercero más eficiente en los tiros de 2 puntos (57%) y en los lanzamientos triples (38%). Y aunque este domingo redujeron su anotación a los 70 puntos, los visitantes se quedaron muy cerca de obtener una nueva victoria. Por algo permanecen instalados en la cuarta posición.

No pudo actuar Jaime Fernández, su jugador más productivo, quien sigue recuperándose de una rotura fibrilar. El escolta venía promediando 16,5 créditos de valoración por partido, fundamentados en 13 puntos y 5,1 asistencias por duelo. Su ausencia se sumó a la del alero Adam Waczynski, aquejado de una distensión en el músculo isquiotibial de la pierna derecha, y a la del base Ryan Boatright, con un esguince de tobillo. Pese a todo, compitió con solvencia en Zaragoza. 

El Tecnyconta se empleó con seguridad en el inicio, sobre todo en sus acciones de ataque, y halló importantes fisuras en su oponente. Sus acertadas lecturas del juego, con Seibutis y Okoye especialmente incisivos, le proporcionaron situaciones ventajosas para anotar desde todas las posiciones. El cuadro aragonés llegó a disponer de una renta de cinco puntos en los primeros compases, aunque el Unicaja se sobrepuso con tres jugadas individuales de Mathias Lessort -autor de los seis primeros tantos de su equipo- y con dos triples consecutivos -Milosavljevic y Dani Díez- para igualar la contienda (15-15) en el ecuador del primer acto. A partir de ahí, el duelo se mantuvo equilibrado, con las defensas de ambos conjuntos ofreciendo una mayor solidez y constancia. Okoye cerró el primer cuarto, con dos canastas seguidas bajo los aros, para situar a los zaragozanos por delante en el marcador (23-20) a los 10 minutos de juego.

El equipo local no pudo mantener sus elevadas prestaciones en el segundo parcial, pese a algunos raptos generales de Carlos Alocén -imparable a campo abierto-, ya que se desconectó con las rotaciones. El Unicaja se agarró a su acierto exterior de Dani Díaz, que anotó dos triples consecutivos, para ponerse por delante (31-35) al cuarto de hora. El Tecnyconta entró entonces en una fase de dudas, desatenciones, precipitaciones y malas decisiones, en ataque y en defensa, y los de Luis Casimiro no desaprovecharon concesiones de tal magnitud. Una canasta de Roberts y un lanzamiento de Salin desde el perímetro estiraron la renta de los visitantes hasta los 9 puntos (31-40). Porfirio Fisac, técnico de los zaragozanos, tuvo que detener un encuentro que comenzaba a inclinarse peligrosamente del lado andaluz. Tras el tiempo muerto, el conjunto aragonés se recompuso con prontitud, ayudado también por el regreso a la pista de Fran Vázquez, Renaldas Seibutis y Nemanja Radovic. Y aunque la mejoría de los locales se tradujo inicialmente en el marcador, gracias en gran medida a la vehemencia de Radovic bajo los aros, Dani Díez volvió a golpear desde el la línea exterior para volver a aportarle oxígeno a su equipo. De esta forma, el Unicaja alcanzó el descanso con una ventaja de seis puntos (41-47), tras haber facturado 27 tantos en los últimos 10 minutos de la contienda. Por entonces, los andaluces ya fiaban gran parte de sus ataques al triple: 9 aciertos desde la línea de 6,75, después de haber ejecutado hasta 23 lanzamientos en la primera mitad. Mientras, el Tecnyconta presentaba 14% de efectividad desde el perímetro, con un solo triple convertido en sus 14 intentos.

El cuadro aragonés fue muy superior después, en los primeros compases de la reanudación, y enseguida recortó distancias en el marcador (48-49) con los puntos de Okoye, Radovic y McCalebb, y sostenido en defensa por la capacidad de intimidación de Javier Justiz. Y aún dispuso de dos lanzamientos triples, totalmente liberados, para haberse situado por delante. El Unicaja había bajado drásticamente sus porcentajes de tiro, y con ello su productividad. A los cinco minutos de la reanudación, toda su aportación ofensiva se reducía a cuatro puntos (48-51); pero seguía gobernando el duelo, en ocasiones favorecido por la permisividad arbitral. De hecho, al cuadro andaluz le señalaron la primera falta a los ocho minutos del cuarto, cuando los locales ya contabilizaban seis. En este sentido, hay factores que al Tecnyconta nunca le benefician.

Al filo de la media hora, el equipo aragonés se desencajó con una facilidad sorprendente. Fue un revés inesperado, ya que venía ofreciendo un rendimiento muy elevado en el tercer acto, sobre todo en el ámbito defensivo -el Unicaja sólo anotó 14 puntos-. Pero Wiltjer, con dos triples desde la esquina, y las repetidas pérdidas de balón fueron una rémora gigantesca para los aragoneses. Y en sólo un minuto y medio, los visitantes volvieron a distanciarse en el marcador (52-61).

En el tramo definitivo, después de tres minutos sin anotar, la ventaja de los andaluces se amplió a los 12 puntos tras otro lanzamiento triple de Wiltjer (52-64). Fisac solicitó un nuevo tiempo muerto, pero el Tecnyconta no reaccionó con inmediatez. Lo hizo después, ya en los compases finales, cuando regresaron a la pista Okoye, McCalebb, Radovic y Justiz. Parecía tarde, en cualquier caso, para poder optar a la remontada. Sin embargo, el Tecnyconta se impulsó con el acierto de Stan Okoye, que convirtió tres triples prácticamente consecutivos, y se situó a cuatro puntos (64-68) a dos minutos y medio de la conclusión. Luis Casimiro detuvo el encuentro, pero Okoye volvió a golpear de nuevo para reducir aún más la desventaja de los zaragozanos (66-68). Justiz tuvo la igualada, en un acción en la que solo tenía que machacar el aro, tras una genial asistencia de McCalebb, pero erró su tiro; y los visitantes ampliaron su renta en la jugada posterior (66-70). Pero nadie frenaba a Okoye: un nuevo triple del nigeriano, en el último minuto, y una genialidad de Seibutis -una canasta que conllevó la falta pesonal de Roberts-  voltearon el marcador a tres segundos del final (72-70). Se desató entonces la locura. El Tecnyconta ilusiona. Sigue optando al 'play off'. 

Etiquetas
Comentarios