Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Baloncesto

La cantera del Tecnyconta acepta el reto

Alocén y Martí volvieron a responder con acierto a la confianza del entrenador. Pradilla, Urdiain y Krejci también han participado este año en la élite.

C. P. 05/02/2019 a las 05:00
Carlos Alocén, en el partido contra el Breogán.Toni Galán

En sus categorías formativas, el Tecnyconta cuenta con algunas de las mejores promesas del baloncesto nacional. La cantera es uno de sus principales activos. El club invierte en la base, y lo hace con convicción, de manera firme y decidida, con un sólido plan deportivo que allane el recorrido de sus jóvenes valores al baloncesto profesional. La contratación de Porfirio Fisac, de hecho, también respondió al perfil formativo que perseguía la entidad: un entrenador de prestigio, con una amplia experiencia en la Liga Endesa, pero habituado también a conceder oportunidades, en cualquier escenario y ante cualquier rival, sin atender al carnet de identidad de los jugadores. "Me agrada abrir pequeñas ventanas a los jóvenes para que asomen", ha insistido Fisac desde su incorporación al club.

El técnico ha cumplido su palabra, otorgando minutos relevantes a los canteranos. Y ellos han respondido con grandeza y descaro en cada una de sus actuaciones. Ante el Breogán, el pasado sábado, los jóvenes volvieron a ocupar el centro de la escena en los momentos más comprometidos. Lejos de amilanarse, exhibieron carácter y personalidad, una vez más, para contribuir decisivamente a un nuevo triunfo de los zaragozanos.

Sobre todo Carlos Alocén, quien se maneja en la pista con un oficio y una templanza impropias de su edad. Un jugador de fogonazos deslumbrantes, de raptos geniales, de una desbordante imaginación, que levanta a la grada de sus asientos con acciones de ingenio, talento y convicción. Con 18 años recién cumplidos, el base se distingue por su acertada interpretación del juego, por su amplitud de recursos, por su facilidad para asistir y penetrar, y también por su capacidad para anotar cuando la ocasión lo demanda. Todo ello, unido a una defensa perseverante, sin distracciones. Contra el Breogán, Alocén resultó determinante para el despegue de los zaragozanos. Aportó 9 puntos, 3 rebotes y 4 asistencias en 21 minutos; y, sobre todo, dotó al equipo de la rapidez y la clarividencia necesarias para derribar el muro defensivo de los gallegos. Jugó los momentos de fragor, los instantes decisivos del duelo, con una tranquilidad admirable. Se maneja en la pista como un veterano más.

Antes, Marc Martí había neutralizado la ventaja del Breogán, en el segundo cuarto, cuando los gallegos amenazaban con distanciarse en el marcador. El ala-pívot, de 21 años, saltó a la pista con una desventaja de 4 puntos (21-25) y enseguido comenzó a producir: puso un tapón, capturó un rebote, convirtió dos triples prácticamente consecutivos, asistió a Fran Vázquez y generó dos falts en sus adversarios. 7 puntos y 8 créditos de valoración en menos de seis minutos; al margen de su notable incidencia en los aspectos intangibles, como su capacidad de intimidación en las tareas defensivas. En su primer año en la Liga ACB, el canterano siempre cumple cuando salta a la pista. Ha intervenido en 16 de los 19 encuentros disputados por el cuadro aragonés. "No quiero jugadores cobardes. Y los jóvenes son valientes, arriesgan… Este club tiene que crecer a través del talento de Aragón, y eso viene del trabajo de cantera. Carlos y Marc han estado muy valientes. Sus minutos han sido extraordinarios", confesó Porfirio Fisac tras el triunfo del pasado sábado.

Además, el duelo ante Breogán también dejó el estreno de Vit Krejci en el pabellón Príncipe Felipe. El checo se incorporó al Tecnyconta en 2014, en edad cadete, y actualmente compite con el equipo filial, el Anagán Olivar, en la Liga EBA. Se trata de un base de envergadura –1,93 metros– que también desempeñar las funciones de escolta. Krejci había debutado en la ACB en marzo de 2017, en Fuenlabrada, con 16 años y 8 meses de edad. Más precoz fue el estreno en la élite de Carlos Alocén. Lo hizo todavía en edad cadete: con 15 años y 10 meses (5.583 días). Únicamente Ricky Rubio (5.473 días), con el Joventut, y Ángel Rebolo (5.578), con el Breogán, han protagonizado un inicio más precoz en la historia de la ACB.

En el actual ejercicio, Fisac también ha dado entrada a los canteranos Borja Pradilla y Ander Urdiain. El pívot, que incluso fue titular en Vitoria, en la jornada inaugural, ha actuado en cuatro partidos de la primera vuelta (Baskonia, Gipuzkoa, Breogán y Valencia). Urdiain jugó unos minutos en el duelo de la decimoquinta jornada, contra el UCAM Murcia; mientras que otra pieza de futuro, el escolta Raúl Lobaco, se estrenó el pasado curso en la máxima competición nacional, con 17 años, en el partido que clausuraba la anterior temporada. «No tengo 12 jugadores en la plantilla, sino a 16», ha advertido Fisac en numerosas ocasiones, consciente del talento que emerge en las categorías inferiores del club. De momento, la cantera acepta el reto solvencia y determinación.

Acceso a la élite

En el último lustro, 12 canteranos del Tecnyconta han debutado en la máxima categoría. Tras Sergi García –ahora en el Valencia– en la campaña 13-14, luego lo hicieron Marc Martí, Verners Kohs y Álvaro Sanz, en el curso 15-16;#Simon Pusrl, Bernicer, Vit Krejci y Carlos Alocén, en la campaña 16-17; Jaime Fernández –fichado en verano por el Barcelona– y Raúl Lobaco, en el ejercicio 17-18; y Jaime Pradilla y Ander Urdiain, en el temporada actual.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo