Despliega el menú
Baloncesto

El Tecnyconta quiere despegar en Tenerife

El conjunto aragonés busca cerrar con una victoria ante el Iberostar su fase más complicada del calendario. Vuelve Okoye y llegan tocados McCalebb y Vázquez.

Radovic, preparado para lanzar un tiro libre ante la mirada de Fabio Santana y Marc Martí en el pabellón Príncipe Felipe.
Radovic, preparado para lanzar un tiro libre ante la mirada de Fabio Santana y Marc Martí en el pabellón Príncipe Felipe.
Oliver Duch

Decía este viernes Porfirio Fisac, el preparador del Tecnyconta Zaragoza, que su equipo cierra esta noche (20.30) la primera fase de la temporada. Con la visita al Iberostar Tenerife, el conjunto aragonés remata una serie inicial de siete jornadas de una exigencia sobresaliente, posiblemente el tramo de ACB más complejo del presente curso. Visitas a Baskonia, Burgos, Barcelona, Unicaja y la de hoy a Tenerife. Por el camino, San Sebastián y Fuenlabrada en el pabellón Príncipe Felipe.

Es decir, cinco salidas en siete partidos, cuatro de ellas ante cinco de los primeros clasificados de la Liga Endesa. Un arranque lleno de minas que el Tecnyconta, de momento, ha solventado con dos triunfos ante San Sebastián y Burgos, cumpliendo así el objetivo mínimo que se había marcado el cuerpo técnico con el calendario en la mano. Sin embargo, Fisac y la plantilla quieren liquidar esta primera fase con un triunfo que sirva para alimentar la moral y el baloncesto del grupo de cara a la siguiente etapa del curso, que presenta a rivales de un teórico rango menor que los anteriores (Estudiantes, Breogán, Joventut, Obradoiro, Manresa...).

En este contexto de calendario y clasificación –el Tecnyconta es decimosexto, con dos victorias y cuatro derrotas–, los aragoneses se miden a un Iberostar Tenerife que, a la inversa, acumula cuatro triunfos y dos derrotas. Además, en la Champions League sigue invicto después de cuatro jornadas. Un rodillo que dirige el aragonés Rodrigo San Miguel y que presenta un baloncesto coral, distinguido por su solidez defensiva y sus buenas lecturas de ataque, lo que les proporciona numerosos lanzamientos liberados. Sus porcentajes de acierto hablan prácticamente solos: un 55,49% en tiros de dos, un 40% en triples (el cuarto mejor de la ACB) y 75,5 tantos recibidos por encuentro (el cuarto que menos). Destaca la figura de Thaddeus McFadden, que se ha asentado como uno de los mejores anotadores de la competición y que promedia 17,7 puntos por partido, con porcentajes sobresalientes (87% en tiros libres, 71% en lanzamientos de dos y 45% en triples). Colton Iverson (11,7 puntos y 6,5 rebotes), Tim Abromaitis (8,8 puntos y 3,5 rebotes) y Sebas Saiz (5,7 puntos y 3,7 rebotes) son los dominadores de una pintura con un gran poder intimidatorio.

El esperado regreso de Okoye

Por eso, para sumar su tercera victoria del curso, el Tecnyconta deberá presentar su mejor versión –la de la primera parte en Málaga– durante los 40 minutos de partido, una regularidad que le está costando exhibir en este arranque de campeonato. La principal novedad es el regreso de Stan Okoye, ausente en las dos últimas jornadas por problemas gástricos. En las cuatro que sí disputó, anotó 10,5 puntos, con notables porcentajes del 53% en tiros de dos, del 33% en triples y del 52% en tiros libres.

Unos registros capitales en el ataque del Tecnyconta, a pesar de que esta noche todavía no podrá jugar al cien por cien de sus capacidades físicas. Tampoco llegan en un estado físico óptimo, después de arrastras molestias físicas durante la semana, Bo McCalebb y Fran Vázquez, dos de los veteranos puntales del proyecto aragonés. Ambos, eso sí, serán de la partida. La última vez que el Tecnyconta ganó en La Laguna fue en el curso 2014-2015.

Etiquetas
Comentarios