Despliega el menú
Baloncesto

El Levitec Huesca quiere “40 minutos de continuidad” contra Lleida

Los de Guillermo Arenas buscan romper su racha de cuatro derrotas consecutivas.

Guillermo Arenas protesta una decisión arbitral en el último partido en el Palacio, contra el CB Prat.
Guillermo Arenas en el partido contra el CB Prat
Javier Navarro

El calendario de la Leb ofrece al Levitec Huesca la oportunidad de resarcirse de su mala trayectoria en una jornada entre semana. Así, este martes, los de Guillermo Arenas viajan a Lérida con el objetivo de poner fin a la racha de cuatro encuentros perdidos que acumulan. Un reto que dice el técnico, no será sencillo. “Sabemos que estamos en un mal momento de resultados, ya que de juego creo que sí estamos haciendo las cosas bien. Nos está faltando la continuidad de los 40 minutos”, apuntaba el entrenador peñista este lunes, en su comparecencia previa al encuentro, celebrada en el Peñas Center. “Hay que pasar la racha. Trabajar duro, y más sabiendo que tenemos delante un rival complicado, que en su casa juega con mucha intensidad y tiene mucha confianza. Será una piedra dura pero hay que dar un paso adelante”, añadía Arenas.

No han sido semanas sencillas dentro de la disciplina del Levite, con la salida y llegada de nuevos jugadores. No obstante, el entrenador confía en que los movimientos de su vestuario se han estabilizado y le supongan tener más recursos, sumando en total once jugadores, lo que permitirá al equipo crecer en las próximas jornadas. “Estar once en los entrenamientos nos va a ayudar, porque tendremos más opciones y recursos y nos permitirá llegar menos cansados a los partidos”, apuntaba su entrenador, que señalaba que la igualada competición exige estar a más del 100% durante todo el partido.

Quizás ese desgaste físico es una de las causas de la falta de regularidad que ha mostrado el equipo en los últimos encuentros, en los que combina buenos minutos de juego con evidentes desconexiones que le acaban costando los triunfos, según apunta el preparador. “Contra Prat estábamos bien, eligiendo bien. Pero dos faltas en ataque a Kevin, que era el que estaba levantando el partido, nos sacó totalmente. Al final se junta todo y al equipo le cuesta demasiado reaccionar”. Por ello, el vestuario acusa mentalmente el bache en los resultados, según su técnico. “Están preocupados y con ganas de salir de allí. Eso mismo lo tenemos que mostrar en los entrenamientos y sobre todo en los partidos. Ser más sólidos y sacar el carácter necesario”, apelaba el entrenador.

Será casi una obligación para no volver de vacío de Lleida, pues espera Arenas un alto ritmo de juego en el partido de este martes, además de una gran exigencia física. “El partido va a ser complicado y duro. Ellos buscan contacto, son muy agresivos en las líneas de pase y en cada balón interior. Va a ser defensivamente muy complicado, y más porque cuando cogen el rebote salen rapidísimo al contraataque, que es lo que nos puede hacer recibir parciales amplios, que es lo que estamos pagando en los últimos partidos”, vaticinaba Arenas.

En el plano físico, el entrenador peñista puede disponer de todos sus jugadores, aunque Carles Marzo ha visto mermada su presencia en los últimos entrenamientos al sufrir fiebre. No obstante, su entrenador confiaba plenamente en poder contar con el base para el partido.

A dos puntos de la zona de 'play off' y otros dos de la de descenso, pero Arenas cree que todavía hay mucha liga por delante como para que esta semana con dos encuentros pueda condicionar sus aspiraciones finales. “Es pronto para decidir si vamos a estar más por arriba o más por abajo. El inicio de la liga fue igual que el de esta segunda vuelta, pero conseguimos retomar el camino y sacar resultados, además hemos hecho muchos cambios. Creo que necesitamos volver a estar fuertes de cabeza para poder cortar una racha que no se puede alargar más”, concluía el entrenador.

Etiquetas
Comentarios