Despliega el menú
Baloncesto

Antetokounmpo, 'el griego del CAI Zaragoza', candidato a mejor jugador de la NBA

Fichado por el Basket Zaragoza en octubre de 2012, Giannis promedia 35 puntos, 10,7 rebotes y 5,5 asistencias por partido en los Bucks. Los vídeos sobre sus actuaciones individuales son objeto de culto en las redes sociales. La NBA es suya.

Antetokounmpo exhibe su potencia física en un partido ante los Boston Celtics esta temporada.
Antetokounmpo exhibe su potencia física en un partido ante los Boston Celtics esta temporada.
Hanisch/Reuters

Si la temporada pasada fue titular en el All Star y recibió el galardón al jugador más mejorado de la liga, Giannis Antetokounmpo es firme candidato este año a recibir el MVP, el premio al mejor de la NBA. El griego que firmó por el CAI Zaragoza en octubre del 2012 es hoy por hoy el jugador más completo y decisivo de la mejor competición de baloncesto del planeta.

Antetokounmpo está completando un inicio de campeonato estratosférico. Monstruoso. Promedia 35 puntos, 10,7 rebotes, 5,5 asistencias, dos robos y un tapón por partido. En seis encuentros ha anotado 208 puntos, una cifra que en las últimas cuatro décadas solo han mejorado Michael Jordan y Stephen Curry. Palabras mayores. Los vídeos sobre sus actuaciones individuales son ya objeto de culto en las redes sociales, que viralizan el progreso de un capricho de la genética que parece no tener techo.

Giannis, que todavía no ha cumplido los 23 años, mide 2,11 metros, seis centímetros más que cuando aterrizó en la liga, y tiene una envergadura de 2,24. Sin embargo, es más ágil y coordinado que muchos jugadores de menor estatura. Tiene morfología de alero, juega de base y anota como un pívot. Así es como genera sus ventajas: frente a los defensores exteriores penetra y marca la diferencia bajo el poste. Contra los interiores, desborda con su prodigiosa zancada.

Sus pasos son los de alguien que parece aterrizar del futuro: necesita un par de zancadas para machacar desde la línea de tres y apenas nueve para cruzar botando con agilidad la pista entera. Los analistas de la NBA hablan de él como el primer jugador total del siglo XXI, el prototipo de anotador perfecto que dominará la liga en las próximas décadas.

Obviamente, es el líder indiscutible de los Milwaukee Bucks, que le blindó la temporada pasada con un contrato de 100 millones de dólares (por cuatro temporadas), y que presenta un balance de 4 victorias y 2 derrotas este curso. En una franquicia que no gana una ronda de ‘play off’ desde 2001, vuelven a soñar en grande gracias a Giannis.

La semana pasada, en un partido contra los Portland Trail Blazers, llevaba 42 puntos a falta de 16 segundos. Su equipo perdía por un punto (109-110) y la posesión era para el rival. El griego consiguió un robo inverosímil, cruzó la pista en dos segundos y machacó con suficiencia a dos manos. 111-110. Para rematar el show y conseguir la victoria, cerró el partido con un tapón en el último ataque de los Blazers. Su afición corea ‘MVP’ en cada acción. La NBA es suya.

"Me temblaron las piernas"

La explosión del griego era algo impredecible hace apenas cuatro años, cuando jugaba en un equipo desconocido de la segunda división helena. Sin embargo, el Basket Zaragoza y Zaragoza podrán presumir siempre de haber colocado un asterisco fundamental en la ya se presupone que será la carrera de uno de los mejores jugadores de principio de siglo.

Hoy cualquier persona que le ve jugar durante cinco minutos puede asegurar que estamos ante un prodigio del baloncesto, pero en 2012 nadie conocía su (complicado) apellido. Fue Willy Villar, entonces director deportivo del CAI Zaragoza, el primero en detectar que había en él un potencial descomunal. "Recibí un vídeo en el e-mail de un partido Junior en Grecia. Era de bastante mala calidad y de un nivel bajo. Pero había un chico que hacía cosas diferentes. Era delgadito, alto, subía el balón con facilidad… llamé a su agente y, una semana más tarde, me marché a Grecia a verlo", explicaba a Heraldo hace unos meses el propio Willy Villar

Le hicieron un entrenamiento personalizado y Willy alucinó. "Me temblaron las piernas ante lo que estaba presenciando", subraya. El día siguiente jugó un partido contra el equipo Junior del Panathinaikos y anotó 44 puntos. Willy Villar llamó al presidente, Reynaldo Benito, y Antetokounmpo firmó en octubre del 2012 un contrato de cuatro temporadas con el CAI Zaragoza. Las expectativas se dispararon en el baloncesto europeo y la NBA tardó escasas semanas en poner sus ojos sobre el gigante griego del CAI.

Antetokounmpo con la camiseta del CAI Zaragoza.

Antetokounmpo con la camiseta del CAI Zaragoza.

Los Milwaukee Bucks lo seleccionaron en el 15º puesto del siguiente draft y abonaron 400.000 euros en concepto de traspaso al conjunto aragonés. "Al tener entonces 18 años, creíamos que al menos podría jugar con nosotros una temporada. Pero decidieron reclutarlo de inmediato. Es una pena que nunca haya podido jugar en Zaragoza. Con 22 años es una estrella mundial, a la altura de los mejores de todos los tiempos, y va a serlo así durante más de una década. Hay una foto con la camiseta del CAI y nosotros tenemos que sentir el orgullo de saber que saltó al estrellato desde nuestro club", apunta orgulloso Willy Villar. El resto es historia. Historia escrita y, sobre todo, historia por escribir.

Etiquetas
Comentarios