Despliega el menú
Baloncesto

El Magia Huesca se refuerza con Mirza Bulic antes de viajar a Castellón

El pívot bosnio viene a suplir la reciente baja de Jankaitis y el club también negocia la incorporación de un alero.

El pívot Mirza Bulic, nuevo jugador del Magia Huesca.
El pívot Mirza Bulic, nuevo jugador del Magia Huesca.
Araberri

El Magia Huesca visita este martes (20.30) la cancha de un "rival directo" como el Tau Castelló con un nuevo refuerzo en sus filas, el pívot bosnio Mirza Bulic, de 2,07 metros de altura y 24 años, que llega para sustituir a lituano Augustinas Jankaitis, quien abandonó el club la semana pasada.

Además, el club oscense está en negociaciones para incorporar a un alero para cubrir el hueco que también dejó recientemente Carlino, al fichar por un equipo de la liga italiana. Será el tercer fichaje en menos de una semana tras la llegada del base Pablo Pérez, cedido por el Valencia Basket.

El técnico Sergio Jiménez ya conoce muy bien a Mirza Bulic ya que ambos coincidieron la temporada pasada en el Araberri, con el que lograron el ascenso a LEB Oro y donde fue uno de los jugadores más destacados, promediando un total de 11 puntos y 5,3 rebotes en 29 minutos de juego. Se trata de un jugador con buenos porcentajes desde la pintura, y que incluso puede tirar desde el 6,75 metros. Llega procedente de la primera división de baloncesto de Marruecos.

Los peñistas confían en lograr la victoria ante un “gran bloque” como el Castellón y pasar así página a la amarga derrota en la prórroga contra Ourense del pasado viernes. Y para ello Sergio Jiménez ha vuelto a insistir en que tienen que seguir mejorando en defensa “porque en casa estamos siendo solidarios y estamos teniendo energía, pero fuera nos está costando mucho más y encajamos demasiados puntos”. Aun así valora también que cada vez cometen menos pérdidas.

El técnico del Magia Huesca lamenta que frente a Ourense les volvió a faltar consistencia en los minutos finales. “Nos agarramos al partido cuando parecía perdido con 8 abajo, pero en la prórroga nos pusimos muy nerviosos. Cuando estábamos 4, 5 o 6 abajo, nos parecía un mundo, pero en esas situaciones tenemos que pensar que queda mucho y que hay que luchar hasta el final”, señala.

Jiménez aplaude la llegada de refuerzos y reconoce que después de todos los cambios que ha habido en la plantilla desde principio de temporada a raíz de la marcha de tres jugadores y de las lesiones, “tengo ganas de tener un grupo homogéneo y a partir de allí poder trabajar un mes con ellos para alcanzar un nivel de juego bueno”. “Hasta ahora, por distintas circunstancias no hemos podido hacerlo, pero esperemos que esta sea la definitiva y que podamos crecer como equipo haciendo una segunda vuelta muy buena, que es lo que creo que vamos a hacer”, afirma convencido.

Etiquetas
Comentarios