Despliega el menú
Baloncesto

Casadevall no hace milagros

El cambio de entrenador no es suficiente para hacer reaccionar a un CAI Zaragoza que cayó con claridad ante un rival superior.

El nuevo entrenador del CAI, Casadevall, da instrucciones a sus jugadores
El nuevo entrenador del CAI, Casadevall, da instrucciones a sus jugadores
E. Casas/ACB

Puede que uno de los problemas del CAI Zaragoza fuese el entrenador, Joaquín Ruiz Lorente. Al menos, así lo entendió la directiva del club cuando, hace apenas una semana, decidió que no debía continuar. Pero el debut de Casadevall ha demostrado que ni el nuevo técnico hace milagros y que este equipo tiene más problemas que el del banquillo. Varios jugadores siguen sin rendir al nivel que se esperaba de ellos, a otros les falta continuidad y solo aparecen por momentos, el equipo funciona a fogonazos y es incapaz de mantener su mejor nivel durante más de un cuarto, y tampoco logra desprenderse de esa peligrosa tendencia de bajar los brazos cuando el partido se complica.

La afición comenzó ilusionada, pero fueron pocos los que asistieron al decepcionante final, cuando los jugadores se marcharon al vestuario tan decepcionados como en las últimas jornadas. Cuando acabó el partido la grada estaba semivacía. Con más de 20 puntos de desventaja mediado el último cuarto, los seguidores del CAI dieron el duelo por finiquitado y optaron por marcharse a comer mientras digerían la decepción.

Es demasiado pronto, y sería injusto, decir que Casadevall no ha cambiado nada. No ha tenido tiempo de dejar su huella, aunque sí se notó un cierto cambio en el inicio del partido. El CAI Zaragoza salió con una gran intensidad y seriedad en defensa, y el primer cuarto no hacía pronosticar que el partido acabaría con una dura derrota (66-90). Ya van siete en ocho partidos en esta Liga Endesa. En esta ocasión es complicado e innecesario buscar culpables. No funcionó casi nada. Desde los bases, que acabaron en el banquillo -salió Sergi garcía- y ambos con valoración negativa (-12 entre los dos), hasta el pésimo acierto (48% en tiros de dos y 9%, 2 de 22, en triples) o las pérdidas de balón, 20 en total. 

Las únicas sensaciones positivas que deja el debut de Casadevall son las que transmitió el equipo durante el primer cuarto, en el que se apreció una reacción real. El buen inicio del CAI, sin embargo, se ha diluido en el segundo cuarto y ya no ha regresado. Los rojillos anotaron más puntos en los primeros 10 minutos (25) que sumando los dos siguientes cuartos (9 y 14), en los que desaparecieron totalmente de la cancha. El Laboral Kutxa, mucho más intenso y con una defensa muy dura, se apoyó en cuatro jugadores para encarrilar el encuentro en el segundo cuarto y resolverlo en el tercero: Shengelia, con 21 puntos, Adams, con 17, y Causeur y Bourousis, con 14, aplastaron a un CAI en el que los máximos anotadores, Sastre y Benzing, solo llegaron a 11 puntos.

El choque arrancó con un CAI enchufado que ya iba 3-0 tras dos movimientos. Pero el zarpazo del conjunto vasco, con 7 puntos consecutivos de un Causeur en racha, puso por delante al Baskonia. El duelo estaba igualado, aunque los rojillos sufrieron con el cambio de Norel por Kanacevic, incapaz de frenar a Bourousis, superior en centímetros y kilos. Una de las noticias más destacadas de este primer cuarto, además, fue la salida de un Pere Tomás olvidado para Ruiz Lorente, pero fueron Linhart y Jelovac quienes abrieron de nuevo el marcador para acabar el primer cuarto con una ligera ventaja (25-22).Pero el efecto Casadevall solo duró 14 minutos, hasta que el Laboral Kutxa empató el partido a 27 puntos y comenzó su remontada hacia la victoria. La presión defensiva de los de Peresovic desarmó al CAI, que fue sumando errores hasta ver cómo se le escapaba el partido sin poder reaccionar. Con un parcial de 1-11 en cuatro minutos el Baskonia ya logró cinco puntos de ventaja (28-33), que se duplicaron hasta el descanso (34-44).

El Laboral Kutxa, consciente de su superioridad y de las crecientes dudas del CAI, mantuvo un ritmo muy alto y sy ventaja aumentó hasta los 23 puntos (39-62) en el minuto 27 que no dejaba lugar a dudas de quién iba a ser el vencedor. Casadevall tiene mucho trabajo, tanto sobre la cancha como en el vestuario, ya que uno de sus grandes retos será recuperar la moral de un equipo que no levanta cabeza.

Ficha técnica

CAI Zaragoza 66: Bellas (3), Sastre (11), Benzing (11), Fotu (7), Norel (10) –cinco inicial– Linhart (7), Henry (2), García (-), Tomàs (3), Kanacevic (5), Jelovac (7).

Laboral Kutxa Baskonia 90: Adams (17), Causeur (14), Hanga (5), Tillie (), Planinic (4) –cinco inicial– James (6), Bourousis (14), Diop, M. (-), Shengelia (21), Blazic (), Diop, I. (2), Corbacho (3).

Parciales: 25-22/9-22/12-22/16-24

Árbitros: Martín Bertrán, Castillo, Sacristán. Eliminaron a Bourousis por faltas personales.

Incidencias: partido correspondiente a la octava jornada de la Liga Endesa, disputado en el pabellón Príncipe Felipe ante 7.133 espectadores.

Etiquetas
Comentarios