Despliega el menú
Baloncesto

El Peñas cae en Pamplona ante la veteranía de Arteaga

Los oscenses encadenan su tercera derrota seguida ante el Planasa Navarra, que todavía no habían ganado en liga y era colista.

Un momento del partido entre el Planasa y el Peñas Huesca.
Un momento del partido entre el Planasa y el Peñas Huesca.
Eduardo Buxens (Diario de Navarra)

Quim Costa había advertido en la previa que el juego interior del Planasa Navarra era de lo mejor de toda la LEB Oro y que no se fiaba en absoluto del puesto de colista. Y por desgracia tenía toda la razón. El Peñas Huesca ha caído este viertes en la pista de Pamplona por 68-62 en un mal partido de los oscenses, que solo ganaron el segundo cuarto y que pagaron en exceso su inexperiencia y juventud.

Los dos equipos comenzaron el choque con un gran acierto de tiro que hizo que en el primer cuarto acabara con un 24-20. Los buenos porcentajes desde la línea de tres del Peñas lo mantuvieron a flote ante el mejor juego colectivo del Planasa Navarra, liderado por un Óliver Arteaga (32 años) que acabó el partido con 21 puntos, 10 rebotes, 30 de valoración y, lo más importante, desquiciando a los pívots oscenses, que no supieron cómo pararle en ningún momento.

En el segundo cuarto llegaron los mejores minutos del Peñas gracias al empuje del capitán Jorge Lafuente, que en poco más de cinco minutos anotó 7 puntos y consiguió que el equipo recuperara una mínima ventaja en el marcador (26-27). Sin embargo, volvió a aparecer Arteaga, que evitó que los oscenses se fueran demasiado en el electrónico al descanso (35-39).

Al regreso de vestuarios, las imprecisiones por parte de ambos conjuntos fueron lo más relevante. El Peñas consiguió robar varios balones presionando el saque de los navarros, pero eso no se traducía en puntos ya que, de hecho, solo anotó 8 en este tercer cuarto. El Planasa, por su parte, seguía aprovechando su dominio en la pintura. Lo mejor de este período para los peñistas fue acabarlo solo 3 abajo (50-47).

En el último cuarto, los locales, con el incentivo de saborear por fin su primera victoria, fueron mejores que los de Quim Costa, que seguían fallando tiros y pases fáciles. En los últimos minutos, aupados por el público, el Planasa tuvo los nervios templados para manejar cómodamente una ventaja que el Peñas no llegó a inquietar en ningún momento.

La anécdota del partido fue la expulsión de la mascota local, Ronky, que representa a un oso del Pirineo navarro. Y es que el árbitro le echó por intentar desconcentrar a Jorge Lafuente desde detrás de la canasta cuando el capitán peñista estaba lanzando un tiro libre.

Ficha del partido:

Planasa Navarra: Sierra (8), Bonhome (3), García (2), Arteaga (21) y Garrido (2) -quinteto inicial-; y Rodríguez (7), Zabalo (2), Servera (14), Narros (6) y Nguirane (3).

Peñas Huesca: Davis (6), Costa (10), Bourdignon (13), Pardina y Huskic (14) -quinteto inicial-; y Colom (3), Lafuente (8), Portález (2), Sedekerskis, Díaz (2) y Maldunas (4).

Parciales: 24-20, 35-39 (descanso), 50-47 y 68-62 (final).

Árbitros: Juan Alberto Pinela García y José Mª Terreros San Miguel. Iván García, por los locales, y Daniel Bourdignon, por los peñistas, acabaron eliminados por 5 faltas.

Incidencias: Partido de la 4ª jornada de LEB Oro jugado en el polideportivo Anaitasuna. Los dos equipos saltaron a la cancha con una pancarta de apoyo a la lucha contra el cáncer de mama

Etiquetas
Comentarios