Despliega el menú
Baloncesto

CAI Zaragoza 63-77 Real Madrid

El dulce despertar del CAI

El CAI Zaragoza perdió el tercer partido de su serie con el Real Madrid por 63-77 y queda eliminado del 'play-off' tras haber alcanzado el hito de las semifinales.

El CAI Zaragoza planta cara al Real Madrid
CAI Zaragoza 37-35 Real Madrid
ASIER ALCORTA

Ya está. Se acabó. Todo sueño tiene su final y, por desgracia, el del CAI Zaragoza no iba a ser la excepción. El conjunto aragonés cayó apeado del 'play-off' tras perder por 63-77 en el tercer partido de las semifinales que le enfrentaron al Real Madrid. Dulce despertar, desde luego. Quizá, el mejor de los posibles. Rodeado por su gente y vaciándose sobre la pista a pesar de que el superior potencial del vigente subcampeón de Europa resultase una barrera demasiado alta. Nada que objetar, desde luego. Como así lo demostró una marea roja que llenó el Príncipe Felipe hasta los topes, despidiendo en pie y con aplausos el que ha sido un curso para recordar.

Ante todo, el partido fue una fiesta. La celebración de un equipo junto a su afición del hito conseguido. Hacía 24 años que un conjunto zaragozano no disputaba unas semifinales de la ACB. Por lo que, a pesar del resultado, lo logrado merecía un reconocimiento. Los gritos de “campeones, campeones” con los que la gente respondió en el momento en el que los madridistas rompieron el encuentro ejemplifican el espíritu con el que se vivió la cita. El homenaje de jugadores y seguidores a un gigante del baloncesto, Zaragoza, que llevaba demasiado tiempo anestesiado.

El partido, en sí, poco valor tiene. Aunque es de recibo resaltar que el CAI, en todo momento, intentó conseguir la victoria. Mientras hubo opciones, el cuadro dirigido por José Luis Abós se dejó la piel sobre el parqué. Claro que lo corto de su rotación, sobre todo en comparación con la de sus rivales, resultó insuficiente, incluso, para forzar un final igualado.

Sí que sirvió para ilusionar durante el encuentro. Especialmente, en el segundo cuarto. Periodo que vio una auténtica exhibición de los rojillos en una de sus mayores armas, el lanzamiento de tres puntos. Zaragoza, capital mundial del triple. Candidatura refrendada tras seis ataques consecutivos sumando de tres en tres. Aguilar, por dos veces, Rudez y Roll acertaron desde más allá del 6,75. Jones, además, se sumó a la fiesta con un dos más uno en la pintura. Parcial arrollador que sirvió a los aragoneses para marcharse por 13 puntos en el electrónico.

Lamentablemente, el Real Madrid posee tantas amenazas como jugadores en plantilla y, de la mano del hasta entonces inédito Darden, que en un abrir y cerrar de ojos materializó 11 tantos consecutivos, consiguieron recortar distancias antes de que el encuentro se marchase al descanso (43-47).

Otra exhibición individual, esta en el último acto y de la mano de Carroll, quien convirtió ocho puntos seguidos, bastó a los blancos para encauzar el pase a la final. El CAI intentó ponerse en zona y, posteriormente, presionar a toda la cancha, pero las fuerzas, producto del enorme esfuerzo que ha supuesto jugar el 'play-off' esta temporada, flaquearon y las variantes aplicadas no tuvieron el efecto deseado. Comenzó, entonces, el homenaje.

Abós, atento a la importancia histórica de la cita, retiró a Llompart y Jones, que fueron ampliamente ovacionados. Antes, había sido el turno de Sam Van Rossom y, por último, del capitán, Pablo Aguilar. Las sustituciones sirvieron, además, para dar gracias a aquellos que trabajan diariamente con el equipo, pero que suelen carecer de minutos. Esto es: Adrián García, Albert Fontet y el junior Javier Marín. Protagonistas, también, del éxito colectivo conseguido este curso. Porque si por algo ha destacado el conjunto aragonés es por haber sido un equipo. Palabra que encierra unos valores que los rojillos encarnan uno por uno. “Es el mejor grupo que he entrenado en toda mi vida”, dijo un emocionado José Luis Abós en sala de prensa. Un vestuario que hoy despierta de un sueño que ha sido real.

Ficha técnica

CAI Zaragoza: Van Rossom (5), Roll (12), Rudez (8), Aguilar (10) y Jones (11) -quinteto inicial- Golubovic (5), Stefansson (5), Llompart (7), Fontet (-), Toppert (-), García (-) y Marín (-)

Real Madrid: Llull (10), Rudy (5), Suárez (2), Mirotic (18) y Begic (4) -quinteto inicial- Draper (-), Reyes (7), Rodríguez (3), Hettsheimeir (-), Carroll (13), Darden (13) y Slaughter (2)

Parciales: 14-15, 23-20, 13-18 y 13-24

Árbitro: Hierrezuelo, García González y Guirao.

Incidencias: Tercer partido correspondiente a las semifinales de la Liga Endesa disputado en el pabellón Príncipe Felipe ante 11.000 espectadores.

Etiquetas