Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

CAI Zaragoza

El regreso del antiguo capitán

Este domingo, el Real Madrid llega al Príncipe Felipe y, con él, uno de los jugadores más queridos por la marea roja, Rafael Hettsheimeir.

Rafa Hettsheimeir, en su época de jugador del CAI Zaragoza
Rafa Hettsheimeir lucha el rebote
EFE

Su último tropiezo ante Canarias le ha restado algo de aura divina, mostrándolos como un ente más terrenal, aunque la visita del Real Madrid al Príncipe Felipe sigue siendo una cita especial. Un partido marcado con 'rotring' en la agenda del CAI Zaragoza. En él, los aragoneses podrán medir su famosa irreductibilidad como locales contra la máquina que hasta ahora ha tiranizado la Liga Endesa. Un choque de máximo interés en el que también tiene su hueco la emotividad.

Nadie duda de que la plantilla blanca es una auténtica constelación de estrellas. Más tras la última adquisición del alero norteamericano Tremmell Darden, que llega al conjunto madridista para elevar todavía más su competitividad de cara al doble reto doméstico y continental. Mirotic, Rudy, Llull, Sergio Rodríguez, Carroll... Jugadores que, por sí solos, suponen auténticas instituciones en la ACB. Sin embargo, probablemente, ninguno de ellos será el centro de las miradas en esta ocasión. Honor que en la capital aragonesa, casi con toda seguridad, queda reservado para el que, sobre el papel, es el quinto pívot de la rotación madrileña. No en vano, ese no es otro que Rafael Hettsheimeir.

El pívot brasileño vuelve a Zaragoza. Al pabellón en el que compitió durante tres temporadas. A enfrentarse al equipo que capitaneó la pasada campaña y en el que todavía guarda buenos amigos, como demostró el hecho de que se acercase al Palacio de Deportes de Madrid para ver a sus ex compañeros jugar contra Estudiantes.

Cierto es que la presente no está siendo una temporada fácil para él. Tras operarse de la rodilla en verano, intervención que le obligó a perderse los Juegos Olímpicos para los que había sido preseleccionado por Brasil, el poste comenzó el curso en busca de equipo. A la espera de una llamada que, finalmente, llegaría de todo un Real Madrid. Con ella, la posibilidad de subir un peldaño más en su carrera.

Aunque ya no van de la mano, el crecimiento entre jugador de Aracatuba y el club zaragozano han transcurrido casi a la par. Ambos unieron sus caminos en LEB, en una temporada dura que terminó con el final feliz del ascenso. Sin duda, fue un curso raro para el poste brasileño, que combinó una temprana lesión con una cesión a Obradoiro donde logró, incluso, un MVP de la jornada. Credencial que le sirvió para continuar contando el siguiente año de ACB, donde junto al cuadro rojillo logró establecerse en la élite.

Sin duda, la pasada campaña fue la de su explosión absoluta. Con la capitanía del equipo en su poder, el interior logró dominar las zonas de la Liga casi a su antojo. Sus números dan fe de ello; 13,2 puntos, 6,3 rebotes para 14,6 de valoración fueron sus promedios. El pasaporte hacia uno de los proyectos más ambiciosos de Europa. Una fuga que, afortunadamente, el CAI no ha sufrido en exceso, pudiendo firmar el mejor año de su historia.

Pese a que no pudo jugar la pasada jornada por un problema vírico, todo apunta a que el próximo domingo Hettsheimeir podrá reencontrarse con la que fue su afición. El lugar en el que pasó de promesa a estrella. Aunque, por el bien del equipo zaragozano, el sitio donde no relance su carrera.

Etiquetas