Despliega el menú
Baloncesto

CAI Zaragoza 86- Cajasol 55

Cómodo paseo para el CAI

El conjunto zaragozano se impuso por 86-55 a un flojo Cajasol. Damjan Rudez, con 21 puntos, fue el máximo anotador del encuentro.

Victoria plácida para el CAI Zaragoza. Los aragoneses prolongaron su buena racha de triunfos imponiéndose a un débil Cajasol por 86-55. El partido, muy cómodo para los locales, sirvió para recuperar piezas algo mermadas en el plano de la confianza. Como es, especialmente, Damjan Rudez. El croata, que pasó su peor bache de juego cuando tuvo que sustituir a Aguilar como ala-pívot, se desquitó de una vez por todas con un partidazo frente a su público, el cual terminó ovacionándolo fervientemente. Al final, 21 puntos dieron lustre a su planilla personal.

El partido en sí no tuvo mucho misterio. No en vano, apenas duró un cuarto. Sobre la tarima zaragozana, Cajasol demostró porqué está hundido en la clasificación. Los sevillanos se presentaron como un equipo con un grave déficit de coordinación colectiva. Un caos táctico que abandona todo a la inspiración de sus jugadores, la cuál resultó insuficiente para imponerse a un CAI Zaragoza instalado en el otro extremo. Así se vio, especialmente, en la valoración. El encuentro finalizó con 31 puntos de los andaluces frente a los 115 valorados por los locales. Poco más que decir.

Los zaragozanos han hecho del grupo su principal bandera. Un arma que, de momento, le permite estar enganchado al pelotón de equipos que desean disputar la Copa del Rey. Así lo demostró una mañana más, con cinco jugadores en dobles dígitos de valoración (Jones, Roll, Van Rossom, Rudez y Norel).

Partido de un cuarto

En el marcador, Cajasol duró lo que aguantó su superioridad en el rebote, especialmente el ofensivo. En el primer cuarto, los de Aíto García Renes consiguieron seis capturas en aro contrario. Marca que les permitió permanecer en el encuentro a pesar de estar siempre por detrás en el marcador.

Detectada la fuga, el conjunto rojillo bajó el culo, se aplicó en defensa y cerró el grifo durante el segundo parcial. Un trabajo que, prácticamente, sirvió para ganar el partido, dando paso a la fiesta del último cuarto.

Además de la permanente exhibición de Rudez, que anotó cuatro triples en seis intentos, el último cuarto también sirvió para que Jones se reivindicara. El pívot norteamericano, que realizó su primer mate con la camiseta rojilla tras una espectacular acción, incluso se atrevió a anotar desde más allá del 6.75. Por último, también hubo minutos para que Javier Marín continuara fogueándose en la Liga Endesa, sumando algo más de tres minutos de juego en los que consiguió dos puntos.

Ficha técnica

86 – CAI Zaragoza: Van Rossom (8), Roll (12), Stefansson (5), Aguilar (4) y Norel (12) -también jugaron- Jones (12), Rudez (21), Llompart (-), Marín (2), Fontet (5) y Toppert (5)

55 – Satoransky (14), Asbury (4), Sastre (-), Dozier (13) y Triguero (8) -también jugaron- Tepic (2), Burjanadze (2), Corrales (-), Balvin (2), Bogdanovic (3) y Holland (7)

Parciales: 21-16, 19-12, 22-15 y 24-12

Árbitros: Hierrezuelo, Castillo y Manuel

Incidencias: Partido disputado en el pabellón Príncipe Felipe ante 8.100 espectadores.

Etiquetas