Despliega el menú
Baloncesto

Final del partido

CAI 76 - Obradoiro 58

El CAI Zaragoza recibe al Obradoiro, equipo revelación del comienzo liguero, con la intención de curar la herida abierta tras las tres derrotas consecutivas encajadas.

En el suelo, el CAI recupera la conciencia y se dispone a levantarse. Para ello, los aragoneses deberá derrotar a su próximo rival, Obradoiro, el equipo revelación del arranque liguero. Tres derrotas consecutivas, llegadas todas ellas como consecuencia de malas actuaciones rojillas, son demasiadas para un proyecto que acaba de comenzar a andar. Suponen una amenaza a la credibilidad del equipo, por lo que la mala racha debe ser atajada a la menor brevedad.

Para lograrlo, todo apunta a que José Luis Abós podrá contar de nuevo con Pablo Aguilar. La ausencia del granadino, único ala-pívot arquetípico de la primera plantilla, ha supuesto un peaje demasiado alto para los zaragozanos. Una barrera que las adaptaciones de Rudez o Norel no han podido superar. No en vano, el capitán era, hasta su lesión, el tercer jugador que más minutos disputaba por encuentro de la Liga.

Claro que este no es el único problema presentado por los aragoneses durante los últimos tres partidos. Llama poderosamente la atención la fuga mental sufrida durante el último choque, disputado en Gran Canaria. Tras un buen cuarto, rememorando al equipo que comenzó la temporada con un 2-0 a su favor, el CAI se fue borrando del encuentro prácticamente él solo. Llegando a caer por un desproporcionado 74-56. Muy lejos de la diferencia que debería existir entre ambos contendientes.

Además, el marcador muestra el otro gran problema de la escuadra dirigida por José Luis Abós, el ataque. Dos partidos consecutivos quedándose en torno a la cincuentena de puntos son demasiados. Ya sea por la falta de acierto, como ante el Barcelona, o por la mala circulación de balón vivida ante el Herbalife. Cinco asistencias dieron los aragoneses en el Centro Insular de los Deportes. Número paupérrimo para un cuadro que muestra una seria tara en el funcionamiento colectivo de la ofensiva.

Viejos conocidos

Vencer a Obradoiro no será sencillo. De hecho, los gallegos únicamente suman una derrota en la presente Liga Endesa, sufrida contra Valencia Basket. Aunque, por otro lado, también es cierto que, hasta la fecha, el conjunto dirigido por Moncho Fernández ha tenido un calendario más benévolo, habiéndose medido ante Manresa, Fuenlabrada, Canarias y Cajasol. Todos ellos, equipos clasificados actualmente por debajo del CAI Zaragoza.

Ya desde la pretemporada, en la que lograron imponerse al conjunto aragonés en un amistoso disputado en Utebo, los compostelanos se han mostrado como un bloque compacto y efectivo. Construido en torno a tres piezas que destacan sobre el resto. Levon Kendall, segundo jugador más valorado de la Liga, con una media de 19,8 puntos, Alberto Corbacho, tercer máximo anotador y mejor triplista, y Orio Junyent, máximo reboteador del equipo con casi siete rechaces por encuentro. Dos de ellos, curiosamente, ex del CAI. Jugadores conocidos que tratarán de cumplir con esa tradición no escrita que hace crecerse en el Príncipe Felipe a aquellos que alguna vez vistieron el uniforme rojillo como locales.

Etiquetas