Despliega el menú
Baloncesto

CAI Zaragoza

Recuperar el crédito a través del Príncipe Felipe

El CAI Zaragoza busca aprovechar el calor de su público para cortar la racha de tres derrotas consecutivas en la que vive.

Imágenes de un encuentro en el pabellón Príncipe Felipe
CAI Zaragoza 88 - Caja Laboral 75_2
EFE

Cambiar la tendencia y recuperar las buenas sensaciones. El CAI Zaragoza busca dar un portazo definitivo a los malos augurios levantados tras las tres últimas derrotas cosechadas. Especialmente después de la mala imagen ofrecida durante el tramo final del choque disputado en Gran Canaria, en el que el equipo se borró del partido de una manera inexplicable. Para ello, esperan contar con el refuerzo del Príncipe Felipe. Estructura en la que, tradicionalmente, el conjunto dirigido por José Luis Abós se ha sentido más cómodo que en la carretera.

Así lo aseguraba un recién llegado, Damjan Rudez, quien afirmaba que el domingo poseen "la oportunidad de terminar con esta mala racha". Algo para lo que cuentan hacer valer el factor cancha ante un conjunto potente como es Obradoiro. "Creo que estamos preparados para ello y, con el apoyo de nuestra gente, esperamos conseguir la tercera victoria", aseguró el croata.

La misma dosis de confianza en la victoria fue mostrada por Pedro Llompart. El base mallorquín se mostró muy convencido de las posibilidades rojillas para el domingo. Sin importar siquiera el buen momento en el que parece vivir el cuadro gallego. "Teneos que ganar. Todos lo tenemos claro. Es un rival complicado, viene en buena dinámica, juega muy bien, defiende bien... Pero creo que tenemos calidad suficiente para afrontar con garantías el encuentro", espetó.

Dureza mental

Uno de los aspectos fundamentales para conseguir el triunfo pasa por mostrarse concienciados en la victoria. Y, sobre todo, por no repetir errores pasados. Algo en lo que Llompart confesó que habían estado trabajando. "Dedicamos el lunes a analizar lo que pasó en Gran Canaria. Vimos los errores, anotamos las cosas y comenzamos a trabajar para el domingo", relató.

Aunque ahora queda lo más complicado, ponerlo en práctica. En ese sentido, el armador balear confía en el camino del trabajo diario: "Hay que trabajar en la pista para cuando lleguen esos momentos estar preparados. Ser conscientes de que cuando lleguen las dificultades hay que afrontarlas de manera diferente a como lo hemos hecho hasta ahora". Una valoración compartida por Rudez. "Es cierto que en Canarias tuvimos demasiados agujeros mentales. Creo que esto solo se puede solucionar a través de los entrenamientos y espero que lo hayamos ejercitado bien de cara al domingo", finalizó el alero.

Etiquetas