Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

CAI Zaragoza

La llegada del pívot, el cuento de nunca acabar

El empeño de la entidad rojilla en contratar al uruguayo Esteban Batista ha dilatado en exceso la incorporación de un interior.

Los días pasan en la concentración del CAI Zaragoza en Viella pero las novedades con respecto al fichaje de su pívot de referencia no llegan. De hecho, se ha convertido en el cuento de nunca acabar. El empeño de la entidad rojilla en contratar al uruguayo Esteban Batista ha dilatado en exceso la incorporación de un interior y a semana y media de la Supercopa no da la sensación de que todo vaya a ir con la celeridad prevista.

A lo largo de estos días el teléfono del director deportivo Willy Villar echa humo, pero por una cosa o por otra las negociaciones no se cierran. El asunto está muy claro. El CAI quiere a toda costa al charrúa, pero este tiene contrato con el Efes Pilsen turco que no lo quiere soltar así por las buenas. La ficha del jugador supera el millón de euros, una cantidad astronómica para los aragoneses. Por eso, la formula elegida parece ser la de la cesión por un año y que el salario del pívot corra a cargo de ambos clubes. Aun así, no hay acuerdo.

Pero el CAI espera y espera con el fin de que el jugador convenza de su marcha a la entidad turca. Y de esta manera Abós espera y espera pero no dispone de su 'cinco'. Existen otras opciones, pero se encuentran en 'stand by' hasta no tener la certeza de que Batista no jugará en Zaragoza.

Si se cierra al uruguayo habrá merecido la pena. Pero en caso contrario el club habrá perdido más de un mes. Y el tiempo sigue corriendo. Lo dicho, el cuento de nunca acabar.

Etiquetas