Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

Cai Zaragoza

El sueño se retuerce

El conjunto zaragozano no aprovechó los resultados rivales, a priori beneficiosos para sus intereses, y se queda con escasas posibilidades de disputar el 'playoff'.

Rafa Hettsheimeir, en su época de jugador del CAI Zaragoza
Rafa Hettsheimeir lucha el rebote
EFE

Cuando todo parecía de cara, falló lo más básico. El CAI Zaragoza, que viajó a Gran Canaria con la necesidad imperiosa de ganar para jugar el 'playoff', no cumplió con su cometido y ve como sus opciones de estar en las eliminatorias por el título se reducen drásticamente. El objetivo de la temporada, la guinda a los diez años de existencia de la entidad, se aleja irremediablemente. Reduciéndose a una extraña carambola en la última jornada, en la que dependerá de dos resultados además del propio. Demasiadas casualidades para un equipo incapaz de forzar la causalidad.

La archiconocida hora menos en Canarias permitió que el conjunto aragonés terminara su encuentro conociendo el desenlace de todos sus rivales. Así, cuando la pelota todavía estaba en juego en el Centro Insular, el banquillo dirigido por José Luis Abós conocía la victoria de Lagun Aro y la derrota de Lucentum. Dos guarismos que, en caso de haber logrado el triunfo, hubieran aupado al CAI hasta la octava plaza. Sin embargo, la mayor ambición de los locales, que sellaron su permanencia, se impuso en el parqué. En él, un equipo alérgico a la carretera, solo acumula tres triunfos como visitante, demostraba que el avión no le había sentado mejor.

Así las cosas, los zaragozanos afrontan el fin de Liga con 17 triunfos. A un único partido del último vagón al 'playoff'. Empatado, eso sí, con Unicaja de Málaga y FIATC Joventut. Todo un lío del que los rojillos todavía podrían salir airosos. Siempre y cuando consigan imponerse en la pista del Blusens Monbus. Escenario complicado en el que los locales tratarán de celebrar su continuidad por segundo año consecutivo en la Liga Endesa.

Los requisitos matemáticos dictan, además, la necesidad de que dos de sus rivales directos pierdan sus compromisos. Esto es, que Lucentum y Unicaja caigan derrotados ante Fuenlabrada y Banca Cívica respectivamente. Una jugada a tres bandas que, desde el prisma de la lógica y la estadística, resulta un auténtico acto de fe. Especialmente en el caso de los alicantinos, los cuales juegan ante su público y con un equipo que no posee nada en juego. Todo lo que no sea esta combinación de factores resultará con el CAI fuera del 'playoff'. Duro varapalo para un conjunto que, durante varias jornadas, fue capaz de codearse con los más grandes.

La respuesta, en horario unificado. El domingo, a partir de las 18.00. Momento de nervios, creencia en el equipo rojillo y 'jornada virtual'.

Etiquetas