Baloncesto

Cai Zaragoza

Diez años de baloncesto

Hace una década, el Basket Zaragoza 2002 registraba sus estatutos comenzando así la misión de devolver el deporte de la canasta a la capital aragonesa.

El base del CAI Zaragoza Carlos Cabezas (i) intenta superar la defensa del escolta argentino del Blusens Monbus, Javier Bulfoni
Lluvia de triples para vencer al Blusens Mombus
EFE

Zaragoza es una ciudad de baloncesto. Lo fue con un equipo de élite en el pasado, mantuvo la magia en los días duros que precedieron a la desaparición del Club Baloncesto Zaragoza y lo ratificó con el nacimiento del Basket Zaragoza 2002. Hoy, 1 de febrero de 2012, la entidad rojilla cumple la redonda cifra de diez años de vida. Una década destinada a lograr la estabilidad y consolidación de una marca rojilla que nació con la vocación de ser grande.

Rápidamente, la idea de devolver el deporte de la canasta a la capital aragonesa encontró varios adeptos. Muchos más de los esperados en las primeras estimaciones realizadas por el club. La primigenia idea de llenar el primer anillo del Príncipe Felipe pronto se vio desbordada por una respuesta que se cifró en 6.500 abonados solo para el primer curso. El proyecto, que salió directamente en LEB tras adquirir la plaza del Basket Coruña, fracasó en lo deportivo, llegando a jugar las eliminatorias por eludir el descenso ante el Ciudad de Huelva, pero no en lo social, donde generó una masa de seguidores que fue apodada como la 'marea roja'. Una de las más grandes y fieles de Europa.

Tras años de desilusiones y chascos, en 2008 el CAI Zaragoza logró su primer ascenso a ACB. La mejor liga del universo FIBA volvió a la tarima aragonesa, aunque solo por un corto año. Fiel a una cierta áurea de equipo perdedor, los aragoneses descendieron en la última posesión del último partido de la temporada. Sin embargo, el Basket Zaragoza 2002 se volvió a reponer del nuevo golpe y logró el ascenso al año siguiente. Y esta vez, para quedarse. Con la casi consecución de la participación en la Copa del Rey esta temporada, la institución rojilla ha mostrado un cierto crecimiento controlado. Paso a paso. Con la intención de aprender a andar antes de comenzar a correr.

Etiquetas