Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

96-73

El CAI se da un festín ante Joventut

El conjunto zaragozano se repuso del duro varapalo sufrido ante Gescrap Bizkaia y venció a la 'Peña' por un contundente 96-73.

El base belga del CAI da un pase al contrario
El CAI se da un festín ante Joventut
EFE

Partido fácil. Tranquilo. Perfecto para recuperar sensaciones tras el varapalo que supuso la derrota ante Gescrap Bizkaia. Las posibilidades de Copa, aunque remotas, siguen vivas aunque quizás eso ya no sea lo importante. Ante Joventut, en casa, el CAI no podía fallar. Y no lo hizo. El triunfo, importante, sirve para sumar de cara a permanecer orbitando en los puestos de arriba de la clasificación. Lugar en el los rojillos se quieren establecer para continuar creciendo como club.

El choque en sí no tuvo mucha miga. Desde el inicio, los aragoneses se mostraron más ambiciosos. Abós, tras haber jugado un partido hace apenas tres días, decidió hacer cambios en el quinteto inicial, ordenando a Cabezas salir de inicio y colocando sobre el parqué a una pareja interior formada por Archibald y Aguilar. El contrato de Pasco expiró nada más finalizar el encuentro y el escocés debe empezar a demostrar que está en Zaragoza para sumar. Se aproxima la siguiente incursión de los rojillos en el mercado y es el momento de decidir si cubrir el puesto de alero que dejó vacante Burtschi o, si por el contrarío, se ha de remodelar la rotación de hombres grandes. De momento, el británico jugó más minutos que el cinco titular del equipo, Hettsheimeir, y firmó unos aceptables ocho puntos y dos rebotes.

Durante el primer cuarto, la cita transcurrió entre un anodino intercambio de canastas con Aguilar y Jeter como protagonistas en una y otra canasta. El CAI se mostró más ambicioso, aunque la tensión de la cita era más bien escasa. Su mayor querencia les llevó a finalizar la manga mandando por 24-19 en el electrónico. Una pequeña ventaja que sería ampliada en el segundo cuarto.Festival de triples

Con un festival de triples marca de la casa, los pupilos de José Luis Abós subieron un punto su defensa, simbolizada con un tapón monstruoso de Archibald a Williams, y comenzaron a alejarse del marcador. Toppert y Van Rossom, el belga en dos ocasiones, abrieron distancia desde el 6,75. Cabezas, imperial durante todo el encuentro, siendo el más valorado con 24 puntos en total, hurgó en la herida con un 2+1 que, por supuesto, transformó. Y, cuando el choque pareció perder la dinámica favorable a los rojillos a causa de una polémica decisión arbitral, el marbellí anotó cinco triples que devolvió la ventaja a la órbita de los 20 tantos.

A partir de ahí, el CAI se dedicó a guardar la ventaja y a agradar a su afición. Solo una tímida reacción de los verdinegros, en la que llegaron a firmar un 0-7 de parcial gracias a su defensa en las líneas de pase, puso algo de salsa a lo que se veía decidido. Sin embargo, los rojillos llevaban la directa puesta y continuaron sumando puntos con una facilidad insultante. Stefansson, con canasta más adicional, rompió el arrebato badalonés y Archibald, con la misma acción, minó la poca moral que parecía quedar a los de Salva Maldonado.

Los triples, en total un 52% de acierto con 10 conversiones, siguieron cayendo como bombas en el aro rival y los aragoneses pudieron deleitarse con los suyos. Seis jugadores del CAI Zaragoza acabaron en dobles dígitos de anotación, muestra de la facilidad enseñada. Van Rossom (14), Hettsheimeir (17), Stefansson (15), Cabezas (13), Toppert (10) y Aguilar (13) demostraron un arsenal ofensivo rico e imparable. Incluyendo meritorias jugadas trenzadas, repletas de pases extra en busca del hombre solo. Especialmente bella fue una circulación de Aguilar, Almazán y Hetthseimeir que terminó con el brasileño destrozando el aro como si fuese un castillo de arena.

Con el partido más que decidido, Abós incluso premió a Fontet dándole unos minutos en el tramo final. En el tiempo que estuvo en pista, el pívot anotó cuatro puntos y colocó un tapón, muestra de que está listo para sumar cuando fuese necesario. Como nota negativa, se echó de menos una alternativa a Javier Marín, junior del equipo que no pudo seguir sumando minutos en ACB con los mayores.

Etiquetas