Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BALONCESTO

La hora del despegue

El CAI Zaragoza tomó carrerilla hace justo una semana con el holgado triunfo ante el Tarragona 2017 que le valió para colocarse como primer líder de la LEB Oro. Sin embargo, esa velocidad adquirida de nada te sirve si no logras un triunfo a domicilio que te impulse y te mantenga en lo alto. Es la hora del despegue, el momento en el que el cuadro zaragozano debe confirmar que es el mejor equipo de la competición y que ninguna cancha, incluida la complicada pista lucense va a ser un obstáculo para el conjunto de Abós, que una semana más no podrá contar con su capitán Matías Lescano, dado que aún no tiene el pasaporte español. Los rojillos, en este momento de lanzarse a las alturas, se topan con un clásico, un Leche Río Breogán con una plantilla corta aunque peligrosa, que viene de perder ante el Sant Josep. Esa ventaja numérica puede ser una de las claves, ya que si los zaragozanos imponen un ritmo elevado solo una amplia plantilla como la suya es capaz de soportarlo.

 

Tan solo ha pasado una jornada y ya se habla como si se estuviera decidiendo la liga, pero lo cierto es que los ascensos se fraguan desde el principio, desde las primeras semanas y con valiosos triunfos, como al que opta esta noche el conjunto aragonés. El Pazo dos Deportes de la capital lucense es de los recintos con sabor a baloncesto y de allí pocos salen victoriosos. Sin ir más lejos, la campaña pasada, solo los tres equipos que acabaron por delante del 'Breo' en la liga fueron capaces de vencer en aquella cancha.

La defensa

Sin embargo el CAI, esta vez, sabe perfectamente lo que tiene que hacer para imponerse. Para empezar, defender fuerte. Solo así podrá asegurarse la victoria. Pero si no pudiera frenar las embestidas gallegas le quedarán sus bazas ofensivas. Primero, la de correr, bien sea en contragolpes o en rápidas transiciones con sus hombres altos, algo que castiga en gran medida a los rivales. En ello tendrán mucho que decir los bases Rivero y Sánchez, quienes parece que encontrarán menos oposición que la esperada dados los problemas físicos del montisonense Ordín. Y segundo, la de la paciencia, la de buscar la mejor opción de ataque que casi siempre estará en hombres fundamentales y de calidad como Quinteros, Phillip o Barlow, quien puede protagonizar un bonito duelo de treses altos con el portugués Betinho.

 

Otros emparejamientos clave serán los de la pintura. Por parte gallega, Jeff Adrien ya lidera el apartado reboteador de la liga y estará ayudado especialmente por Coleman, aunque los centímetros tanto de Elonu como de Kiefer pueden desnivelar la balanza del lado aragonés. Algo importante, ya que el control de esas capturas son los que te permiten salir con rapidez. Y qué decir de la muñeca del ex rojillo Corbacho ante la del francotirador Quinteros.

El partido, desde luego, promete, pero el despegue zaragozano no debe esperar más. Ha de ser hoy en Lugo.

Etiquetas