Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÚTBOL

"O ayudan o desaparecemos"

Si a lo largo de la semana no aparece ninguna solución, dimitirá la directiva. La Muela no se presentaría en Éibar y se retiraría de Segunda B.

Imagen de la rueda de prensa celebrada ayer en La Muela.
"O ayudan o desaparecemos"
JOSé MIGUEL MARCO

Al grano, que el tema es delicado. Que Zaragoza está a punto de perder a su segundo equipo. Que una veintena de profesionales como la copa de un pino pueden quedarse en la calle. Que La Muela está a punto de desaparecer. Al grano, decía. Sin rodeos también fue Miguel Mur, presidente de la entidad. "Queremos transmitir que la situación económica del CD La Muela a día de hoy es ya insostenible", dijo ayer el máximo responsable de La Muela. Junto a su junta directiva ofreció una rueda de prensa en las instalaciones de La Muela. Le acompañó el cuerpo técnico y la plantilla que con tanta dignidad está compitiendo en la Segunda B. La asistencia de medios de información fue masiva. La trascendencia de la convocatoria así lo requería. Repito: si alguien no lo arregla ya, un club aragonés de la categoría de bronce está a punto de desaparecer.

Mur continuó su parlamento en medio de un silencio sepulcral solo vulnerado por los flashes de los fotógrafos. "Diversas circunstancias nos obligan a tomar la triste decisión de informar que si a lo largo de la semana en curso no aparece alguna solución de tipo económico que nos permita afrontar con garantías los pagos que tenemos pendientes y de los próximos meses, esta junta directiva presentará la dimisión en bloque. Por lo tanto, si nadie lo remedia, significará la no presentación al próximo compromiso liguero (a disputar en Éibar) y entenderíamos que inevitablemente se provocaría la retirada de la competición en la que estamos inmersos y que tanto esfuerzo nos ha costado conseguir. O ayudan o desaparecemos", dijo.

Además, de la idea esencial, el presidente subrayó un par de glosas que contextualizan la situación y el desarrollo de los acontecimientos. "Cuando el equipo consiguió el ascenso a Segunda B, fueron numerosas las conversaciones que mantuviemos con organismos e instituciones oficiales y deportivas en las que nos garantizaron con promesas y compromisos económicos que nos apoyarían desde el comienzo de la competición. La realidad a día de hoy es que esos compromisos no se han cumplido y, lo que es peor, paulatinamente se han reducido en su contenido", reiteró Mur.

Promesas y realidades

En este sentido, varios directivos de La Muela apuntaron que simplemente con la confirmación concreta de la ayuda ofrecida por el Gobierno de Aragón, el club podría continuar en la competición mientras se buscaban fuentes de financiación alternativas para completar la temporada. Conviene aclarar que ayer no asistió a la rueda de prensa ningún representante del Gobierno de Aragón. Tampoco compareció ningún responsable de la Federación Aragonesa de Fútbol, ente que, según confirmaron varios directivos, también ofreció "su apoyo incondicional a todos los niveles posibles" en el momento en que La Muela decidió presentarse (entonces ya había serios problemas económicos y plante de jugadores) a la eliminatoria final por el ascenso a la Segunda B, celebrada en junio pasado ante el Cerceda.

No hablaron durante la rueda de prensa ni el cuerpo técnico ni los jugadores. El lamento, en cualquier caso, era manifiesto. "Será un pena si el grupo se rompe. Estamos luchando de forma sensacional en la Segunda División B. El equipo ha dado la cara todos los días. Paseamos el nombre de Zaragoza y de Aragón. Sería bueno que se encontraran soluciones cuanto antes. En Bilbao no se lo creían el pasado sábado. Los chavales están luchando de forma admirable. Solo tenemos 160 socios. No sé de quién es la culpa, pero entiendo que si queremos que el fútbol siga, tenemos que apoyar todos", concluyó el entrenador, Gori Silva.

El equipo guardará hoy fiesta y mañana regresará a los entrenamientos. También trabajará el jueves. Y el viernes. Y el fin de semana... Si todavía existen.

Etiquetas