Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

NIEVE

Austria se corona en Formigal

La estación altoaragonesa pasa con nota alta la celebración de las dos pruebas de Súper Gigante en Tres Hombres.

De izquierda a derecha, Mariella Volglresiter, Margret Altacher y la suiza Marianne Abderhalden.
Austria se corona en Formigal
Heraldo

Austria cumplió con el guión y sus esquiadoras reinaron ayer en el Súper Gigante (Súper G) de la Copa de Europa celebrado en Formigal. Su dominio fue absoluto. Tan solo una suiza osó colarse entre la monarquía del país alpino. La organización de la Copa de Europa decidió unificar el calendario, y en vez de celebrar las pruebas el jueves y viernes apostó por organizarlas en un solo día. Había miedo a las tormentas en este invierno tan atípico, y por eso los capitanes de los diez equipos que participaron en las pruebas apostaron por concentrar en el día de ayer las dos carreras.

 

Las austriacas Margret Altacher y Mariella Voglresiter fueron las reinas indiscutibles en las dos carreras del Súper G. Su territorio de competición fue Tres Hombres. La primera paró el crono en 1m36s y la segunda en 1m35s. Y el Súper G de Formigal era largo; 44 puertas sobre una nieve endurecida gracias al gran trabajo del personal de la estación y de los voluntarios.

 

A Margret Altacher le acompañaron en el podio Mariella Voglresiter y la suiza Marianne Abderhalden. La carrera ganada por Mariella Voglresiter, tuvo en el segundo y en el tercer cajón del podio a sus compañeras de equipo Stefanie Moser y Nina Tipotsch. Los nombres de las campeonas son desconocidos para el gran público, pero la huella que dejaron por la pista de Tres Hombres fue difícil de olvidar. Su nivel de esquí -las ganadoras son corredoras de Copa del Mundo-, la rapidez y el dominio sobre las tablas de las principales corredoras dejaron con la boca abierta no solo a los aficionados que se acercaron para ver la competición, sino a profesionales de este deporte. Si el Mundial Junior de Formigal 2008 sorprendió a muchos por el nivel de las promesas, tras lo visto ayer, lo que puede ser una Copa del Mundo es difícil de imaginar, y unos Juegos Olímpicos pertenece al Jardín del Edén.

 

El trabajo para que todo saliera rodado en Formigal era una obligación, y las horas invertidas para dejar la pista de Tres Hombres intachable, también. El invierno ha hecho el resto con sus copiosas nevadas para dejar un paisaje de gran belleza. "Ver la cara de austriacos y suizos haciendo fotos y sus caras de asombro de tanta nieve en España ha sido algo gratificante", indica Javier Calzada, responsable del departamento de marquetin de la estación.

 

Las dos pruebas se vieron beneficiadas por la ventana de buen tiempo. Y es que había alguna duda por las nevadas de los días anteriores. A las 6.30 de la mañana estaban concentrados en Sextas todos los voluntarios. La silla de ocho los llevó a través de la neblina y la noche al corazón de la estación. El amanecer dejó un día espectacular; brutal para ver a lo mejorcito de Europa que se quedó sin billete para las Olimpiadas de Vancouver. "Ha sido un trabajo duro, pero como lo haces con ganas y además el día ha acompañado todo ha sido más llevable. Y ver cómo esquían, la verdad es que es algo espectacular", afirma Jesús Martínez, responsable de Esquí de Peña Guara, que ayer como otros muchos fue voluntario en la estación.

 

Las españolas participantes en los Súper G vivieron en primera persona lo que es la alta competición. En la prueba que ganó Mariella Voglresiter, Laura Jardín acabó en el puesto 50 y no terminaron ni Marta Badía ni Inda Garín. En la otra, Marta Badía acabó en el puesto 64 e Inda Garín en el 63. Laura Jardín no acabó.

Etiquetas