Despliega el menú
Deportes

DERBI

"Aún no estamos salvados"

Sorribas y Rodri recuerdan que el Huesca necesita puntuar para sellar la permanencia

Rodri, con el balón, se entrena junto a Eduardo y Edu Roldán.
"Aún no estamos salvados"
R. GOBANTES

Tal vez no tengan un peso decisivo en el derbi de esta tarde, pero Sorribas y Rodri encarnan dos de las piezas angulares del actual proyecto del Huesca. Ambos fueron los primeros futbolistas que se presentaron en el verano de 2006, cuando tomó las riendas la directiva de Armando Borraz. Casi tres años después, se enfrentan en un encuentro oficial de liga al Real Zaragoza, cuna de ambos por un tiempo y al que El Alcoraz solo había visto en bolos veraniegos e insustanciales.

 

Al hablar de su relación con el club zaragocista, hay diferentes puntos de vista. "Jugué hace tantos años allí que ni me acuerdo. Pero estoy agradecido por tener la oportunidad de aspirar al fútbol profesional", dice Rodri.

 

Sorribas, por su parte, sí se formó en sus filas. "El Zaragoza me enseñó qué es el fútbol y le tengo cariño a gente de allí. Hay tantas connotaciones que no hace falta ser zaragocista. Es nuestro partido de ensueño y todos esperamos jugar", asegura.

 

Sí se ponen de acuerdo ambos en considerar que las urgencias son las mismas para Huesca que para Zaragoza. "Nosotros aún no hemos conseguido la meta. A todos nos gustaría ver al Zaragoza en Primera y que nosotros siguiéramos en Segunda, pero nos lo tenemos que ganar", sostiene Rodri.

 

"Ellos se juegan la vida, pero nosotros hemos de conseguir la salvación. Ganarles en El Alcoraz tendría unas connotaciones históricas, un refuerzo para el proyecto y un enganche para la afición. Hay en juego muchas cosas importantes para la ciudad", afirmaba por su parte Joaquín Sorribas.

Etiquetas