Despliega el menú
Deportes

DECATLÓN

Ascenso a la Superliga

El español Joan Estruch durante la prueba de lanzamiento de disco.
Ascenso a la Superliga
Juan Carlos Arcos

Zaragoza. Las pistas del Centro Aragonés del Deporte en Zaragoza fueron talismán para el conjunto masculino español de pruebas combinadas que ayer logró el ascenso a la Superliga tras imponerse en la Copa de Europa de Primera División. El conjunto, abanderado por Agustín Félix, que logró la mínima B para el Mundial de Berlín, se mostró muy sólido para acabar superando tanto a Finlandia como Italia, Suiza y Chequia, y alcanzar así el grupo de la elite continental. Las féminas, por su parte, mantuvieron la categoría al finalizar sextas.

 

El mencionado Agustín Félix, Ismael González, Óscar González y Joan Estruch fueron los cuatro atletas responsables del ascenso de España. Todos ellos hicieron las delicias de los escasos aficionados que se dieron cita en la instalación zaragozana hasta bien entrada la noche.

 

Pero la clave del éxito español se había fraguado en anteriores pruebas. Arrancó de maravilla el equipo en los 110 metros vallas, certificó ese crecimiento posteriormente con unos buenos resultados en la pértiga, con los que se colocaba líder de la competición, y confirmó las buenas expectativas del día anterior pasadas las diez de la noche en la última prueba, el 1.500.

 

El mejor español en la clasificación individual fue Agustín Félix, quien estuvo todo el día en los puestos de privilegio y finalizó en segunda posición tras el italiano William Frullani. Félix se fue hasta los 7.789 puntos y logró la mínima B para el Mundial de Berlín que se disputará el próximo mes de agosto.

 

Pero lo importante ayer era el equipo. Los puntos de los tres mejores clasificados de cada selección determinaban la posición final del conjunto, y en el caso de España ese honor correspondió a Félix y a los dos González.

 

El resultado obtenido por España le permitirá luchar el año que viene con los mejores equipos del continente en la Superliga. En esa ocasión, la misión ya será el permanecer entre los grandes.

 

Mientras, en la categoría femenina, España logró evitar el descenso al finalizar en sexta posición por delante de Finlandia. Solo había en juego una plaza para bajar de categoría, ya que Letonia causó baja en la competición. Y las españolas fueron capaces de mantenerse en Primera División superando a las nórdicas -quienes solo contaban con tres heptatletas- en 931 puntos.

 

Eso sí, el equipo nacional, en el que la mejor fue Cristina Bárcena (undécima en la clasificación individual con 5.525 puntos), quedó lejos del resto de conjuntos. Las mejores fueron las representantes de Estonia y la República Checa, que obtuvieron el ascenso a la Superliga tras una dura pugna con Suiza y Grecia.

Etiquetas