Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

GIRO DE ITALIA

Arroyo aguanta y sigue de rosa

El italiano Stefano Garzelli se impuso en la cronoescalada de 12,9 kilómetros en el Plan de Corones.

 El italiano Stefano Garzelli (Acqua e Sapone) se impuso ayer en la 16ª etapa del Giro, una cronoescalada de 12,9 kilómetros en el Plan de Corones, tras la que el español David Arroyo (Caisse d'Epargne) conservó el liderato en la general. El italiano Ivan Basso, sexto en la etapa, logró colocarse segundo en la clasificación general en un recorrido espectacular, con los últimos cinco kilómetros de carretera sin asfaltar y que terminó a una altura de 2.273 metros. Tras la cronoescalada, Arroyo sigue líder precedido de Basso, a dos minutos y 27 segundos, y del australiano Cadel Evans, tercero a tres minutos y nueve segundos. Carlos Sastre falló en la crono en subida, a 2:31 de Garzelli, y ocupa ahora la quinta plaza en la general, a 4:36 de la cabeza.

"Si sigo corriendo así, el podio es accesible. Las diferencias que han recortado Evans y Basso estaban dentro de mis previsiones", comentó Arroyo tras la etapa, mientras Sastre reconocía que "el resultado no ha sido bueno". "No es el que yo esperaba, pero cuando no puedes dar más tampoco es cuestión de desmoralizarse ni de pensar en nada negativo", añadió el abulense.

Cadel Evans llegó segundo, a 42 segundos de Garzelli, y recortó 28 segundos a Basso en la general, mientras que el francés John Gadret fue tercero. "Di el máximo como hice en la primera etapa en Holanda", declaró Evans, que reconoció que Garzelli "estuvo impresionante". Por su parte, el también australiano Richie Porte, segundo en la general antes de la salida, firmó un tiempo similar al de Arroyo, quedándose a 2:16 del ganador, por 2:17 del español, pero fue desplazado por Basso al tercer puesto en la clasificación global.

Garzelli, después de haberse quedado descolgado tras las etapas de montaña, ocupa ahora el puesto 23, a media hora del líder, pero se ha reencontrado con una victoria parcial a sus 36 años. "Ganar de esta manera, con cerca de 37 años, no me lo creía. Las etapas tras las jornadas de descanso me sientan bien", dijo Garzelli. Vencedor de la prueba en 2000, el italiano no había ganado una etapa de la ronda italiana desde 2007.

Etiquetas