Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Arranca Bertolo

El volante argentino se presentó como nuevo futbolista del Real Zaragoza. Llega cedido con una opción de compra de 6 millones.

Bertolo lanza una pelota a la grada de La Romareda en un momento de su presentación como zaragocista.
Arranca Bertolo
PEDRO ETURA/A PHOTO AGENCY

"Nico Bertolo". Nombre y estampación en la nueva camiseta del nuevo fichaje del Real Zaragoza. Le faltó el dorsal, pero no el blanco y el azul, los colores en los que desde ayer se zambulle Nicolás Santiago Bertolo. 24 años de cordobés de Argentina, que se estrenó como futbolista del Real Zaragoza volando su melena indiana por La Romareda ante el escaso centenar de aficionados que ocuparon la tarde acudiendo a la presentación del futbolista procedente del Palermo. Tras una jornada de reuniones, rúbricas y revisiones médicas, Bertolo entró en la plantilla del Real Zaragoza y, ya por la tarde, se presentó a sus nuevos compañeros de equipo y se puso bajo la doctrina de José Aurelio Gay en los campos de entrenamiento de la Ciudad Deportiva.

Bertolo, con pasaporte italiano y ocupante por lo tanto de plaza de comunitario, aterriza en el Real Zaragoza a préstamo por el Palermo. Jugará en Zaragoza cedido una temporada y, al final del curso, el club aragonés podrá ejercer una opción de compra que, finalmente, ha quedado fijada en 6 millones de euros. De ejecutarse, automáticamente, entraría en vigor el contrato para cuatro temporadas que el representante del futbolista, Fernando Méndez -presente en la puesta de largo del jugador en La Romareda- ultimó ayer con Antonio Prieto, director deportivo del Real Zaragoza.

A Bertolo, como suele ser habitual en estos actos, no le faltaron los flashes de las cámaras fotográficas, las solicitudes de autógrafos ni la felicidad: "Estoy contento por venir a un club como éste. Conozco la liga española, la seguía en Argentina y también en Italia. Admiro el fútbol que se juega en este país".

La Liga ha jugado un papel crucial en el desembarco de Bertolo, a quien le esperaban con los brazos abiertos en River Plate, Argentina, hasta que el Real Zaragoza se cruzó velozmente por delante para conducirlo a La Romareda. "Me he decidido por este club, sobre todo, por el juego que se hace en el fútbol español. Di el paso de venir a Europa hace un año, pero no tuve muchas oportunidades en el fútbol italiano. Eso también me ha servido como experiencia, y ahora espero demostrar todas mis condiciones en este equipo que me abre las puertas del fútbol español", comentó el centrocampista, hombre fino, cercano al 1,77-1,78, y de fútbol potente, vertical, profundo y aguerrido. Así se descubrió y trazó su perfil Nicolás Bertolo: "Soy un volante ofensivo, que puede jugar tanto en el lado izquierdo como en el derecho y llegar al área contraria y a la zona de peligro".

Bertolo se formó en Boca Juniors, pasó al Nacional de Montevideo para comenzar a despuntar, y terminó por romper en Banfiled. Pasó a Palermo y allí, en el Mediterráneo siciliano, se desvaneció. Ahora, busca recuperar su golpe de fútbol, aunque sin ganas de desquitarse de nada ni de nadie. "No tengo propósito de revancha. No jugué mucho en Italia, me faltaron oportunidades, pero cuando lo hice me salió bien. Quiero demostrar quién soy en el Real Zaragoza y devolverle a esta entidad la confianza que ha depositado en mí", aclaró Bertolo, a quien se le reconoce cierta fiereza en el campo: "Tengo un carácter fuerte, soy temperamental, pero en el buen sentido. No me gusta perder, ni equivocarme ni errar un pase?".

A Nico Bertolo no le faltará el calor argentino en el vestuario del Real Zaragoza: los 'Leos' Leo Ponzio y Leo Franco, conocidos y, como él, sin apodo universalizado, como ocurre con la mayor parte de los futbolistas de ese país.

A Nicolás Bertolo tampoco se le identifica ningún mote, aunque él lo pide en Zaragoza: "Es raro que no tenga. Estaría bueno que aquí me lo pusieran..." De esta manera, arranca Bertolo, con quien José Aurelio Gay gana una llave versátil, capaz de abrir por la banda derecha y por el flanco izquierdo del centro del campo.

Etiquetas