Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Arizmendi: "Enorgullece que se reconozca tu trabajo"

Javier Arizmendi, recuperado de la conmoción que sufrió el jueves, volverá a ser pieza clave en la delantera. El ariete admite que el Racing es un rival directo al que, por ello, es obligado ganar.

Arizmendi y el doctor Villanueva, el jueves a la salida del estadio.
Arizmendi: "Enorgullece que se reconozca tu trabajo"
o. duch

Hace días que Javier Arizmendi goza del reconocimiento general entre el zaragocismo por su esfuerzo, su eficacia y su aportación de goles y asistencias dentro del equipo. El espigado punta blanquillo, pese a que durante el verano estuvo ensombrecido por la aparición en escena de otros delanteros -unos que están en la plantilla y otros que nunca vinieron-, jamás bajó los brazos ni se dejó llevar por el pesimismo. Así, con aplicación y solvencia (marcó dos goles, le anularon otro válido y generó otro par más en el complicado inicio liguero), se ha hecho imprescindible en el esquema táctico de Marcelino.

 

"Enorgullece que exista ese reconocimiento hacia el trabajo de uno. Sobre todo, el más importante es el reconocimiento de tu entrenador y tus compañeros. Aunque siempre ayuda también el que viene de fuera. Es un motivo de orgullo y ayuda mucho para seguir estimulado", declaró ayer el madrileño en la Ciudad Deportiva.

 

Arizmendi no está preocupado por la incorporación reciente de Ewerthon y Lafita como jugadores útiles para Marcelino tras la ausencia de ambos en el primer mes de competición por diferentes motivos de fuerza mayor. "Debemos estar contentos por tener alternativas en un puesto donde al principio apenas teníamos efectivos. Cuando eso pasó, yo dije que no valía lamentarse por los pocos que éramos entonces sino pensar en que, cuando esta gente volviese, todo iba a ir bien. Y ahora ya estamos en esa situación que tanto deseábamos. Es algo muy positivo para el equipo. Yo, como todos los compañeros, trabajo para ser titular cada partido y todo queda en manos del entrenador, que es quien decide. Lo que está claro es que, cuantos más seamos, más posibilidades tendrá el equipo", dijo.

 

Javier Arizmendi, ex jugador del Racing (jugó allí en la campaña 2004-05), hace días que piensa en el importante partido de mañana ante los cántabros. "Venimos de una derrota que nos dejó muy mal sabor de boca en el Calderón porque merecimos algo más. Por eso estos 3 puntos ante el Racing no se nos deberían escapar. Es un partido algo diferente para mí porque, aunque en la plantilla queda muy poca gente de cuando yo estuve allí hace 4 temporadas, en el club sí que siguen casi todos y sigo manteniendo relación con ellos. Voy a ver gente conocida y siempre ilusiona y es bonito", explicó.

 

Sobre el valor de los puntos abundó un poco más. "El Racing va a ser un rival peligroso, como dicen sus números fuera de casa. Pero, en esta liga, yo diría que es un rival directo nuestro y, por ello, es un equipo al que debemos ganar. Tenemos que hacernos fuertes en La Romareda y, tras el desliz ante el Valladolid, aquello ya no puede volver a repetirse", señaló Arizmendi.

 

El ariete, como todos sus compañeros, tiene un referente a imitar en el retorno del equipo a La Romareda. "El último partido aquí contra el Getafe, las cosas nos salieron muy bien. El equipo jugó a un alto nivel y, sin duda, ése es el modelo a seguir. Nosotros nos divertimos en el campo y la gente lo pasó muy bien en la grada. Es el espejo en el que nos tenemos que mirar y la exigencia que nos debemos de imponer", indicó.

 

Por último, Arizmendi recordó la preocupante manera que tuvo de abandonar el entrenamiento del jueves en La Romareda, conmocionado a causa de un balonazo en la cabeza y camino de la Clínica Quirón en compañía del doctor Jesús Villanueva para ser sometido a una tomografía cerebral (TAC). "Estoy bien ya. Todo ha quedado en un pequeño susto, en un mareo. La prueba que me hicieron descarta cualquier cosa mala y todo está dentro de la normalidad", apuntó al respecto.

Etiquetas