Despliega el menú
Deportes

BALONMANO

Aragón regala el partido

La selección aragonesa masculina entregó a Castilla-La Mancha (34-31) el pase a las semifinales del Nacional juvenil en una segunda parte errática, tras haber dominado con claridad el primer tiempo.

Fechas, éstas, de regalos, presentes, favores... También para la selección juvenil masculina de Aragón, que ayer tiró en treinta minutos sus aspiraciones de colocarse entre los cuatro primeros de España en el Nacional que se disputa en Zaragoza. Y eso que la fortuna quiso aliarse con los aragoneses en la jornada previa, a los que regaló una clasificación para cuartos de final casi de rebote y que les colocó como rival a Castilla-La Mancha, un combinado vencible, de nivel parejo, tal y como quedó demostrado ayer en Utebo.

 

Con la igualdad presupuesta se inició el partido. Aragón intentó sorprender con una defensa 5-1 presionante hacia Álex Dujshebaev, que derivó en una mixta. El manchego, observado por Talant, su padre, permaneció noqueado en los primeros compases. Parecía haber dado Mariano Lázaro, el seleccionador aragonés, con la clave para frenar a la selección castellana. La actitud defensiva, el desacierto ofensivo rival y el juego más o menos alegre en ataque permitían a Aragón tomar una ventaja inicial que llegó hasta los cuatro de diferencia (6-10, minuto 19).

 

La renta, que se mantuvo durante cinco plácidos minutos, ofrecía una sensación de comodidad, la certeza de que se podía mantener el colchón si nada cambiaba. Pero algo cambió: la efectividad anotadora fue diluyéndose y la defensa marchitándose, al tiempo que (gracias a una superioridad numérica bien aprovechada) los castellanos redujeron la diferencia en el marcador (14-15 al descanso).

 

La tónica ascendente de los manchegos se mantuvo en la reanudación. Y la descendente aragonesa, también. Los pupilos de Lázaro bajaron gravemente los brazos y dejaron al combinado rival abrir brecha en el marcador; en quince minutos, se pasó a un 24-20 en contra. El parcial (10-5) ilustra el desacato aragonés. Había empezado a repartirse el gran regalo.

 

En los minutos finales, el tira y afloja entre los contendientes no modificó el sino del choque. Ya sin defensa mixta (Lázaro buscó varios revulsivos), Dujshebaev se encontró cómodo y soltó el brazo para sellar el triunfo de su equipo. El chaval tiene calidad, sí, pero si se apellidase García... Entiendan lo que quieran.

 

34-31 y Aragón, a pelear hoy por la quinta plaza frente a la Comunidad Valenciana (18.00, PDM Utebo). Una derrota empujaría a los aragoneses a una pelea menor, la del séptimo clasificado. "Era difícil mantener la intensidad defensiva con una mixta", comentó Lázaro, apenado por el papel de los suyos: "Hemos trabajado mucho para esta cita; es una una pena no estar entre los mejores, pero todavía nos queda una lucha importante. Ser sextos sería un éxito".

 

Las féminas vuelven a batirse con Castilla La-Mancha (13.30, Almozara) buscando la quinta plaza.

Etiquetas