Deportes
Suscríbete

HALTEROFILIA

Aragón, su peso en plata

El equipo femenino, subcampeón de España, logra el mejor resultado de su historia.

Ignacio Almau, toda una institución en la halterofilia aragonesa, no tiene palabras para definir el concurso de la selección de Aragón en el Campeonato de España de Federaciones. "Admirable, maravilloso, increíble", le ayuda a calificarlo Daniel Tejero, otro grande de este deporte en la Comunidad. La medalla de plata conseguida en el Centro Natación Helios, un club emblemático, junto al San Valero, significa toda una proeza para un grupo de mujeres que han encontrado en el levantamiento de pesas su verdadero sentido deportivo. Una especialidad dura y sacrificada, pero que produce muchas alegrías, inmensas, como la que disfrutaron el pasado sábado las protagonistas de la duodécima edición del Nacional. "Es la mejor clasificación de Aragón en su historia -reconoce Almau-. Lo máximo fue una medalla de bronce en hombres", añade. Aragón dio un paso más y se adjudicó un subcampeonato superando a selecciones que, a priori, se presuponían más potentes, como Castilla y León o Andalucía.

Marcela Gamboa (bronce absoluta en 48 kilos), María Dolores Martínez (subcampeona nacional y pionera de la especialidad), Alejandra Navarro (la benjamina del grupo, con 16 años), la francesa Celine Dolot (último fichaje de la Federación Aragonesa) y Antonia Vicente (doble medallista de oro en 63 kilos) levantaron los aplausos del público que se dio cita en la instalación heliófila. El evento, promovido por la Territorial con el respaldo de la Española, y la inestimable colaboración del Gobierno de Aragón, Ayuntamiento y CAI, suponía una gran oportunidad para ver en acción a las mejores halteras del país. Cuarenta mujeres que demostraron que la halterofilia femenina es "preciosa y espectacular", como resaltaba la olímpica Lidia Valentín, que se adjudicó la octava edición del Trofeo Internacional Ciudad de Zaragoza, que completó el brillante programa de competición.

El concurso estuvo muy reñido, con cinco levantadoras por federación, y una clasificación final que se resolvía sumando los puntos elite. Castilla y León se presentaba como favorita; sus bazas eran Lidia Valentín -recordwoman en dos tiempos (135 kilos), quinta en Pekín, plata mundial- y María de la Puente -bronce mundial júnior, plata absoluta de Europa en 53 kilos-. Pero dos nulos de una de sus representantes en arrancada dieron al traste con sus opciones de llevarse el título. Aragón echó el resto, liderada por la internacional Antonia Vicente. Con su veteranía, inyectó al equipo aragonés la serenidad suficiente para lograr la puntuación necesaria que le acercara al primer cajón del podio, que le arrebató Canarias con 350 puntos. Aragón sumó 280,76, suficientes para atar una plata que sabe a oro. La medalla de bronce fue para Andalucía (244,34), seguida de Valencia (240,72), Cataluña (232,54), Castilla y León (210,49) y Canarias B (48,15).

El programa tuvo un brillante colofón, el Trofeo Ciudad de Zaragoza que dominó Valentín. La haltera del Bierzo logró un excelente total olímpico de 240 kilos (110 en arrancada y 130 en dos tiempos), y, con una puntuación de 86,64 puntos, superó a todas sus rivales. Vicente no pudo alcanzar a su gran amiga, pero brilló para hacerse con la tercera posición. Y el torneo premió al público con varios récords juveniles de España, que firmaron las canarias Sheila Ramos y Ateri Hernández, y la navarra Mercedes Archanco.

"Las ayudas del Gobierno de Aragón a nuestras deportistas, a través de sus becas, son un reconocimiento a su labor. Las chicas han estado a la altura y han conquistado esta plata, un premio que la Federación brinda a la DGA", resaltaba Tejero, presidente de una Territorial que recupera el brillo de antaño gracias a sus mujeres.

Etiquetas