Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

TRIATLÓN

Ansó decide los títulos

La localidad oscense proclamará a los campeones regionales de triatlón de invierno

Las pruebas de esquí de fondo que se organizaron ayer en Somport.
Ansó decide los títulos
HERALDO

El triatlón de invierno Valle de Ansó celebra hoy su undécima edición, aunque no de forma continuada. Se trata de una prueba que pernetece al Campeonato de Aragón de dicha modalidad. Tras varias semanas de incertidumbre a causa de la ausencia de nieve, a lo largo de esta semana se han ido produciendo unas serie de nevadas que han permitido acondicionar el circuito de fondo de Linza. De este modo, el escenario sobre el que se desarrollará la prueba tiene una longitud de algo más de 2.500 metros, al que se deberán dar cuatro vueltas.

Tras el cierre de las inscripciones, en la tarde del viernes, se han confirmado un total de 74 participantes a este evento, de los cuales 14 son mujeres.

Mirando el cartel de participantes, el nivel de la prueba va a ser muy alto. En categoría masculina se cuenta con la presencia de hasta siete triatletas clasificados entre los diez primeros del Campeonato de España de triatlón de invierno, disputado en Reinosa hace dos semanas: Jon Erguin, del Trigoi TT, subcampeón de España; Sergio Gimeno, bronce en el duatlón foncasa de Calatayud; Juan Carlos Apilluelo; Miguel López; Iker Rozas y Mikel de la Presa, son alguno de ellos. A la cita acudirán también los miembros del Duatlón Foncasa Calatayud, campeón de España por equipos, quien se presenta con todo su potencial.

En categoría femenina destaca la presencia de la campeona de España en Reinosa, Mónica Sáez, del Mayencos Brico-Jaca. Un equipo que además subió al primer escalón del podio del Nacional y que intentará hacer lo propio en Ansó.

Ayer por la tarde tuvo lugar la entrega de dorsales y la reunión técnica de la prueba. La prueba dará comienzo hoy a las 10.00 de la mañana, cuando los triatletas deberán recorrer 3 vueltas (7,5 kilómetros) a un circuito por las empinadas y empedradas calles de Ansó. Tras el cambio a la bicicleta, los participantes subirán hasta Linza, forjando un recorrido de 20 km que tendrá un perfil moderado, sin excesiva dureza. Junto al refugio estará situada la transición al esquí de fondo. A partir de ahí, los presentes recorrerán 10 kilómetros, dando cuatro vueltas a un circuito con poco desnivel y poca dificultad técnica, teniendo en una cuesta de unos 150 metros el tramo de máxima dureza.

Se calcula que los primeros clasificados tardarán una hora y cuarenta y cinco minutos en realizar la prueba. Sin embargo, los atletas más populares de la cita se alargarán hasta las tres horas de competición.

Etiquetas