Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

VOLEIBOL

Amigos y enemigos

El particular 'pique' entre los dos equipos presenta el aliciente de ver en acción a dos ex CAI de verde: Ibán Pérez y Cesc Llenas.

El duelo entre el CAI Teruel y el Unicaja Almería se ha convertido en el clásico del voleibol nacional. Los dos equipos tienen esta tarde, en el pabellón Moisés Ruiz, una nueva oportunidad de medir sus fuerzas. El pulso en la pista se ha decantado a favor del conjunto aragonés en la principal cita, la Superliga, y en casa del eterno rival. Por dos veces, el equipo que gestiona Óscar Novillo le ha arrebatado la gloria a su eterno rival, que, a su vez, le ha impedido acariciar el trofeo de la Copa del Rey. El encuentro que mide a los dos campeones, la Supercopa, también se tiñe de color naranja: la pasada temporada se inició con un nuevo éxito del CAI en su hogar, Los Planos (3-1). Unicaja aspira a este honor ejerciendo de anfitrión: sería su quinta Supercopa. Pero las dos anteriores veces que ha organizado la competición ha perdido. "Ojalá que se rompa la maldición", clama el presidente del club almeriense, Ramón Sedeño.

No será éste el único aliciente para la hinchada. El particular 'pique' entre los dos clubes ha escrito este verano un nuevo capítulo con el fichaje de dos piezas del CAI Teruel: el líbero Cesc Llenas y el opuesto Ibán Pérez, que regresa al club donde se formó como jugador hace ocho años. La presencia de Óscar Novillo también tiene su 'morbo': le robó a su pupilo Carlos Carreño la sonrisa en las dos Superligas, y ahora puede hacer lo mismo con el hispano-argentino Áxel Mondi, que le sustituyó en el banquillo cuando Sedeño le cesó (campaña 2007/2008). Amigos y, ahora, enemigos.

En Ibán Pérez, el "hombre de moda" como lo presentan en Almería, está depositados los sueños del Unicaja. El MVP de la pasada Supercopa se presenta vestido de verde y "muy contento e ilusionado" de haber vuelto con la etiqueta "de jugador clave". Su actuación en el reciente Campeonato del Mundo de Italia ha levantado la pasión en la entidad ahorradora: el catalán culminó la cita como el máximo anotador del mundo, con 173 puntos en total, lo que le valió para hacerse con los 15.000 euros que conlleva el galardón. "Siempre es un poco especial empezar contra tu ex equipo, pero son cosas normales. Lo único que tengo en la cabeza es que el sábado hay un Supercopa que ganar, independientemente del equipo que tenga enfrente", apunta Pérez.

Tras dos campañas en el CAI, Llenas partió en verano del club aragonés sin un destino fijo. El año sabático que se ha tomado Alexis Valido, un histórico en el puesto de líbero, abrió las puertas al internacional, que en Italia completó un buen torneo aupándose al cuarto puesto del ranquin en esta posición. "He fichado por, el que considero, uno de los mejores equipos de la historia del voleibol", resalta Llenas, que pasa página de su pasado: "Es el club en el que he estado tres años, pero ahora empezamos en Almería, con muchos proyectos, con mucha ilusión y hay que tirar para adelante con todo lo que nos encontremos".

El central Alberto Salas y el colocador holandés Nico Freriks completan el cuadro de fichajes. "Jugadores que conocen muy bien la historia de este club, y que saben que las exigencias son máximas", concluye Sedeño.

Etiquetas