Despliega el menú
Deportes

SD HUESCA

Alternativas en Anoeta

Anoeta, heredero del histórico Atotxa, ha visto pasar a los mejores equipos del país y ha vivido una temporada en la Champions. Ahora extraña la elite y se debe conformar con recibir a Alavés, Castellón, Xerez o Eibar, sus últimos cuatro visitantes. Todos ellos lograron puntuar y ahora llega la oportunidad a la Sociedad Deportiva Huesca, que en aquella campaña en que los donostiarras se pasearon por Europa se medía a La Fueva, Santa Isabel o Sariñena. Solo han pasado cinco años y el fútbol une hoy a estos dos clubes... Una oportunidad para la reivindicación en este año inolvidable. Aquí estamos.

Y, además, una cita para que varios jugadores azulgrana se consoliden y confirmen la teoría de que la plantilla es lo suficientemente larga y compensada para sortear cualquier trampa en el camino. Si se mira la citación de 18 jugadores, seis de los más habituales se han quedado fuera por diferentes motivos. Pero como ya dijo Antonio Calderón el viernes, las bajas no han de servir como excusa.

Sin los sancionados Rubén Castro y Camacho, los lesionados Sastre y Corona, Vara por sus dolorosos motivos personales y Robert fuera por decisión técnica (le dan descanso), se abre una ventana para los que han contado menos y quieren brillar en un escenario impresionante. Se anuncian cambios en todas las líneas; Jaume entraría en el lateral derecho y Borrego acompañará a Chechu Dorado en el centro de la zaga. Del primero se quiere aprovechar su velocidad y el segundo ya demostró en la segunda mitad ante el Levante que puede disputarle el puesto a cualquier central.Para el lateral izquierdo se confirmó en el entrenamiento de ayer en Tardienta que Ripa se ha recuperado de sus dolores en el cuello, y ni una contractura en la zona isquiotibial le va a detener. En el centro del campo se ha ensayado durante la semana con un doble pivote que conformarán Helguera y Erice. A las bandas se apuntan Edu Roldán y Vegar y la punta se reservará para Roberto y el chileno Nico Medina en su primera aparición como titular. El punta, de similares características a las del madrileño, encontrará entre sus estímulos el de batir a su compatriota Claudio Bravo.

En suma, y salvo sorpresa, se trata del mismo esquema que triunfo en la reacción sobre los levantinos. Ese fútbol abierto con flancos sobre el que deleitó José Vegar. Anoeta, un terreno de juego amplísimo (nada que ver con el de la última salida, en Vallecas), exige cerrar cualquier espacio y buscar una salida rápida del balón para desarmar a los 'txuri urdin'. La contención de la pareja que conformen Helguera y Erice resultará vital, y se espera que dé mejores réditos que los del Helmántico, cuando el Huesca salió de inicio con ese doble pivote y Calderón cambió de planes en el descanso.

Esos dos últimos desplazamientos, los de Salamanca y Vallecas, se saldaron con sendas derrotas, sin ningún gol a favor. Una dinámica que se quiere cambiar en la antesala del derbi -faltan dos semanas- y con el equipo instalado al borde de la zona noble. Llegar a las Navidades entre los diez primeros merecería el descorche de cientos de botellas de cava. De momento, la Real está un punto por debajo.

Y los problemas se acumulan para los de Juanma Lillo, tan en cuadro que el de Tolosa ha tenido que convocar a tres jugadores del filial: Agirretxe, Zurutuza e Illarramendi. Si estos nombres no dicen nada, sí lo hacen los de las múltiples ausencias; sobre todo, la del delantero Díaz de Cerio, más Xabi Prieto, Elustondo, Dramé y Sergio Rodríguez, que cayó en el entrenamiento de ayer. La Real Sociedad es el equipo que más empates acumula en Primera y Segunda (7) y no vence en casa desde la tercera jornada, 2-0 al Murcia. En la Bella Easo consideran que ya está bien de tropezar y encuentran en el Huesca una víctima propiciatoria. Allá ellos.

Etiquetas