Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

MARCELINO GARCÍA TORAL

"Si alguien está excitado, yo qué le voy a hacer"

El entrenador del Real Zaragoza, Marcelino García, durante el ensayo de ayer por la mañana.
"Si alguien está excitado, yo qué le voy a hacer"
j. c. arcos

Sereno, seguro, irónico y hasta una miaja cáustico. Así acudió ayer Marcelino a la sala de prensa de la Ciudad Deportiva para hablar del partido de esta tarde ante el Almería. La semana no ha sido fácil para él. La anterior tampoco lo fue. Así que habló de casi todo menos del partido. Los malos resultados del último mes y el mal juego del equipo están contaminando el medio ambiente zaragocista paulatinamente, algo inherente al fútbol moderno. Ante esa circunstancia inevitable, Marcelino reacciona con naturalidad. "Venimos de dos derrotas fuera y dos empates en nuestro campo y eso hace que una victoria ante el Almería se convierta en algo importante", reconoció de entrada.

 

El director general, Gerhard Poschner, y el director deportivo, Antonio Prieto, han hablado con él de manera extraordinaria en los últimos días. El dirigente alemán, incluso manifestó la postura oficial del club ayer en estas páginas. Marcelino, sin citar explícitamente estos hechos puntuales, lanzó su mensaje al respecto. "Yo estoy tranquilo. Y, al que esté intranquilo, yo no puedo decirle nada. Cada uno tiene su forma de ser, de actuar, de pensar. Y si alguien está excitado, yo qué le voy a hacer", dijo.

 

"Sabemos lo que hacemos bien y lo que hacemos mal. Tratamos de corregir los errores desde el análisis y desde el entrenamiento. Si viniéramos a tomar café a la Ciudad Deportiva y a jugar un rondo todos los días, sí que estaría preocupado. Pero como ponemos todos los medios para resolver los errores, estoy tranquilo", siguió replicando. "Yo confío en la plantilla. Quizá sea de los pocos. Por eso también estoy tranquilo. Dije hace unos días que teníamos equipo para quedar entre los 10 primeros y, después estos partidos malos, sigo diciéndolo y no me pongo nervioso", añadió en su afilado discurso.

 

"¿Creéis que voy a llorar? Presión profesional tuve el año pasado. Lo pasé muy mal. Este año, en Primera División, con solo 8 jornadas, tenemos 8 puntos... estoy tranquilo. Si ante el Almería tenemos más presión que de normal, estaríamos ante un grave problema. Yo creo que siempre tienes que tener la misma presión por ganar, sea cual sea la situación que atravieses", continuó argumentando en su comparecencia, cargada de contenidos emocionales.

 

Marcelino dijo no estar sorprendido por lo que está observando y viviendo en las últimas horas a su alrededor. Su plano de situación dentro y fuera del club lo tiene estudiado y aprendido desde hace mucho tiempo. "No me extraño de nada. Llevo 16 meses en Zaragoza. Sé cómo funciona esto. Perfectísimamente. El año pasado pasé por situaciones muy complicadas. Difíciles. Y sé cómo va el tema. Conozco perfectamente Zaragoza y al Real Zaragoza", presumió antes de explicar su postura personal dentro del organigrama del club. "El año pasado, a lo mejor me dividí en intentar solucionar muchísimos temas. Ahora, sin embargo, me centro solo en mi trabajo. Y cada uno que actúe como le dé la gana. Como quiera. Yo tengo la conciencia tranquila. Sobre la mesa hay unos compromisos y yo los respeto. Y el otro, el que quiera, que actúe. A mí me da igual. ¿Que el entrenador es el culpable? Fenomenal. Si no ganas, a casa. Mientras tanto, eso ni me perturba ni me pone ansioso, ni nervioso. Yo entreno y echo muchas horas para poner solución a todo", declaró contundentemente para poner fin a su profunda intervención.

Etiquetas