Despliega el menú
Deportes

PROTAGONISTA

"Ahora es trabajo mío"

Víctor Laguardia fue operado con éxito de la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Cansado, con algo de dolor, mira al horizonte con fuerza y optimismo, y garantiza esfuerzo y sacrificio para volver a jugar pronto

Víctor Laguardia recibió a HERALDO tras su operación de rodilla.
"Ahora es trabajo mío"
A. MORALES

En la habitación 205 de la clínica madrileña donde Víctor Laguardia reposaba el postoperatorio de su intervención de rodilla, se mezclaban los últimos recuerdos del impacto fatal y aleatorio con Arizmendi, el dolor de la sutura del ligamento, y, sobre todo, la esperanza, el optimismo, un horizonte iluminado por la jornada del regreso al fútbol. "Ha transcurrido todo perfecto. Me duele, pero eso es ahora, es normal. Ha ido bien, y eso es lo importante. Me dicen los doctores que ha sido un éxito. Al final, además del ligamento, han visto que también tenía afectado un poco el menisco, pero no me lo han tocado. Es poca cosa. Creen que con el propio hematoma se recuperará", evaluaba Laguardia su intervención.

 

Al filo del mediodía, Laguardia abandonaba el quirófano de la clínica de Madrid donde lo operó el doctor Leyes. La labor del traumatólogo -el mismo que se encargó de Goni hace casi un año- consistió en la reconstrucción del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Ahora a Laguardia le esperan siete meses de recuperación aproximadamente y toneladas de soledad y sacrificio. "La operación supone un punto de inflexión para mí. Estos días he sufrido, he estado bastante hundido y fastidiado. Pero a partir de ahora lo veo de otro modo. Solo pienso en salir adelante y volver a jugar al fútbol, con la ayuda de mis seres queridos y con mi trabajo diario", relató.

 

Víctor Laguardia saboreaba la merienda al tiempo que el teléfono vibraba sobre la mesita de noche. No le van a faltar en los próximos ocho meses consejos y ánimos de cómo recuperar una rotura de ligamentos en la rodilla. En el Real Zaragoza, el registro de rodillas es alarmante y descorazonador. Digno de estudio: Cuartero, Diogo, Goni, Luccin (aunque éste se lesionó con el Racing), Uche son solo algunos de los ejemplos de la fatalidad más tempranos. Pero sobre todo, Laguardia contarán con el apoyo de Goni, otro canterano, otro joven golpeado cuando el futuro inmediato mejor color cogía. Como Goni, Laguardia es internacional en las categorías inferiores. Además, Gay le reservaba ya plaza en la defensa del Real Zaragoza. "Estos días he hablado con Goni. Es mi amigo y también pasó por la desgracia de este mal trago. Conoce como es esto y sé que su ayuda no me va a faltar durante este tiempo", indicó.

 

Desde ayer, se abrió el plazo para la recuperación. Ocho meses tiene la cuenta atrás. Recortarlo a siete es el sueño y sería el éxito. Aunque Laguardia prefiere mirar al gimnasio y la mesa de rehabilitación que al calendario. "No me han dado plazos concretos. Lo importante es el día a día. La idea es volver pronto, pero, sobre todo, bien. Y para eso hay que trabajar mucho todos los días desde ahora. Afortunadamente, soy joven y todo son ventajas. Nunca he tenido problemas en la rodilla ni ninguna lesión de este tipo, así que me toca esforzarme y recuperarme lo mejor posible", concluyó Laguardia.

Etiquetas