Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Aguirre es el hombre

Agapito Iglesias negocia la contratación de Javier Aguirre como nuevo entrenador del Real Zaragoza. Hoy puede ser un día clave.

Javier Aguirre, el técnico del Real Zaragoza.
Aguirre es el hombre
AFP PHOTO

Conforme avanzan las horas, más se acerca Javier Aguirre al banquillo del Real Zaragoza para suceder a José Aurelio Gay. Agapito Iglesias, presidente y accionista mayoritario del club aragonés, mantuvo ayer una primera toma de contacto -vía telefónica- con el técnico mexicano. Intercambiaron impresiones, puntos de vista y dialogaron sobre los trazos principales que necesita la próxima revolución de invierno del Zaragoza. Si no media ningún contratiempo, Agapito Iglesias y Javier Aguirre se reunirán esta tarde en Madrid para continuar las conversaciones iniciadas ayer y para cerrar su contratación como entrenador hasta final de la presente temporada.

Aguirre, que está sin equipo y pasa unos días en Liverpool (Inglaterra), desea volver a Europa después de haber entrenado a la selección de su país. Concluido el Mundial de Sudáfrica 2010, dejó el cargo entre notables críticas de los medios de comunicación mexicanos. La propuesta de Agapito, en principio, le resulta sugerente y atractiva.

Sobre cómo se puedan resolver detalles más concretos de su contrato existen a estas horas ciertas incertidumbres. Aguirre es un técnico con un caché elevado, que en España ya ha entrenado al Atlético de Madrid y a Osasuna, donde también cubrió una etapa como jugador. La idea básica del Real Zaragoza en este sentido es proponerle un fijo relativamente modesto, acorde con la economía de guerra del club, y unos incentivos jugosos en función de la conquista de objetivos. El primero y principal de ellos es, evidentemente, la salvación al final de la actual campaña.

En caso de que Agapito Iglesias alcance un acuerdo con Aguirre esta tarde, la comunicación del nombramiento del nuevo entrenador se hará efectiva de manera inmediata. De este modo, parece que para José Aurelio Gay no quedaría más terreno que una destitución, solución que no se quiere aplicar al segundo entrenador, a Nayim. En el caso del ceutí, quizá quede a su elección la continuidad dentro de la institución o su salida.

Agapito Iglesias entiende que Aguirre reúne las condiciones necesarias para sacar al Real Zaragoza del pozo en el que se halla metido en este momento, siendo el último clasificado de la Primera División y con una sola victoria en su haber tras once jornadas disputadas. El ‘Vasco’, como también se le conoce, es un técnico de renombre y de acusado carácter, rasgos de su perfil que encajan en las necesidades presentes del Zaragoza a juicio de los actuales rectores de la sociedad anónima deportiva. Se considera que de su mano puede activarse el revulsivo anímico y deportivo preciso para recuperar el pulso de un equipo que camina por la Liga sin señas de identidad y casi sumido en la melancolía.

Aguirre no es en este orden una apuesta o un experimento. El Consejo de Administración del Zaragoza juzga a este respecto que da pasos sobre terreno seguro y firme. El mexicano no necesita periodos de adaptación, tiempos de aclimatación o fases de introducción. Conoce perfectamente la Liga y cabe que los efectos de su dirección técnica se peerciban en un plazo corto.

En todo caso, la intención de Agapito Iglesias también pasa por revolucionar la plantilla en el próximo mercado de invierno. Al igual que sucediera la pasada campaña, se avecina otro giro radical. Las salidas de la plantilla pueden ser numerosas en un mercado de invierno que este año ha liberalizado la FIFA. Las nuevas incorporaciones, por tanto, también se intuyen considerables.

En un principio, Agapito Iglesias quiso dar continuidad a José Aurelio Gay en el banquillo. Su intención primera una vez que se produjo la derrota frente al Sevilla fue la de que Gay estuviera al frente del equipo el próximo lunes, en el partido que disputará el Real Zaragoza frente al Getafe. Sin embargo, las declaraciones de José Aurelio Gay cargando contra los jugadores han abierto una brecha entre la plantilla y el actual técnico que dentro del club se considera de imposible sutura. Hoy puede darse el último entrenamiento de la era de Gay.

Etiquetas