Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Aguirre: «Esta derrota es un palo demasiado duro»

El mexicano prefirió acorazar al equipo ante cualquier crítica, pensar en el futuro y no entrar en análisis profundos.

Aguirre no ocultó su profundo disgusto por la derrota.
Aguirre: «Esta derrota es un palo demasiado duro»
MANUEL LORENZO/EFE

Javier Aguirre, con un indisimulable gesto agrio, intentó edulcorar con sus palabras en la sala de prensa del estadio lo ocurrido minutos antes en el Rico Pérez. El técnico trató de explicar sin demasiados argumentos el indigesto sapo que el zaragocismo se tuvo que tragar con la inexplicable remontada del Hércules al final del partido, cuando ni sus más acérrimos forofos daban un euro por los alicantinos. «Sin restarle méritos al rival, esta derrota es un palo demasiado duro, sobre todo por la forma en la que encajamos los goles, tan al final del partido», aseveró el mexicano en el inicio de su alocución.

El entrenador blanquillo evitó dramatismos y salvaguardó en una urna la integridad de sus futbolistas enmedio de tamaña decepción. «No tengo nada que reprocharles a los jugadores. Se han dejado la piel en el campo. Han hecho un trabajo muy completo, aunque no supimos, sobre todo en los últimos minutos, contrarrestar el ataque del Hércules. Por eso nos llevamos esta derrota», apuntó sin mayor profundidad en su análisis. «Felicito al rival por la victoria y, sobre todo, a mis jugadores, que vendieron cara la derrota», añadió en un discurso de la más académica y tradicional cortesía hacia el contrario y de autodefensa de su equipo ante momentos en los que las críticas pueden aflorar con decenas de justificaciones por la dureza del batacazo sufrido en Alicante.

A Aguirre se le cuestionó el conformismo del Zaragoza durante la segunda mitad, en la que apenas llegó al área rival por su obsesión por sujetar el 0-1 favorable y pese a la visible inferioridad de los herculanos. «No me parece que hubiese conformismo pero, en cualquier caso, esa no era la instrucción. Lo que se habló fue de salir a por el segundo gol. Sucede que el rival también cuenta. Y el Hércules asumió sus riesgos que nosotros no supimos aprovechar», admitió en este pasaje. Sin duda, los cambios de Esteban sí dieron resultado, todo lo contrario que los que ejecutó Aguirre. «Mi idea era meter gente fresca para contraatacar, pero evidentemente ellos, al encontrarse con un gol impresionante desde 30 metros por la escuadra que no queda otra que aplaudir, se vinieron arriba. Ese gol los metió en el partido cuando ya se estaban diluyendo. Y, los últimos minutos, fue un acoso muy intenso en el que llegó el segundo gol», apostilló.

Aguirre tuvo que valorar si el 0-1 tan tempranero fue beneficioso o acabó condicionando negativamente el juego del Zaragoza. «No debería haber influido de mala manera en nuestro juego, pero es cierto que pudo hacerlo. Al marcar en el minuto 4, tan pronto, en un partido ante un rival con el que te juegas tanto, has hecho lo más importante, que es ponerte en ventaja. No es lo mismo que hacerlo en el minuto 80. Deberíamos haber entendido que el partido dura 90 minutos. Pero ante esto, yo siempre digo que el adversario también tiene sus méritos», quiso reconocer sin horadar demasiado las responsabilidades de lo ocurrido ayer.

Y, por fin, Aguirre habló ya de futuro. «Ahora no hay que bajar la guardia. Veo los resultados y ahí seguimos los nueve implicados en la pelea por evitar el descenso. Hoy hemos perdido una batalla, pero la guerra continúa», dijo.

Etiquetas